Red Cultura
  • Fotografías
Irina Bokova realizó la visita en compañía del Ministro de Cultura y Juventud Manuel Obregón. Fotografías cortesía de la Oficina de Prensa del Ministerio de Cultura.
Directora de UNESCO visitó sitios arqueológicos postulados como Patrimonio de la Humanidad
Irina Bokova recorrió los lugares con esferas de piedra consignados en la candidatura presentada por nuestro país ante UNESCO: Finca 6, El Silencio y Batambal.
06/05/2013 10:33 AM
Karol Solano
ksolano@redcultura.com

La directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Irina Bokova realizó, el pasado 4 de mayo, un recorrido por tres de los sitios arqueológicos con esferas precolombinas que el Gobierno de Costa Rica postuló como Patrimonio de la Humanidad ante la UNESCO.

Según informó el Museo Nacional de Costa Rica, los sitios que se contemplan en la candidatura son Finca 6, El Silencio, Batambal y Grijalba, ubicados en Osa, Puntarenas.

Bokova estuvo en nuestro país para participar en una conferencia internacional en el marco de las celebraciones del Día Mundial de la Libertad de Prensa, el 3 de mayo.

Durante su recorrido, Bokova contó con la compañía de Manuel Obregón, Ministro de Cultura y Juventud; así como de autoridades del Museo Nacional de Costa Rica, órgano del MCJ que gestiona la candidatura de los sitios ante UNESCO. “Tuvimos el honor de recibir a la directora general de UNESCO, algo que se ve muy poco en los diferentes países. El hecho que ella haya visitado las zonas arqueológicas, representa el interés en el expediente que presentó Costa Rica en UNESCO”, afirmó Manuel Obregón, Ministro de Cultura.

Según Obregón, esta visita viene a reforzar el hecho de que este expediente pueda ser votado favorablemente por todos los demás países.

Por su parte, Bokova expresó que vino a Costa Rica para conocer este sitio único.Sé que el Gobierno, las autoridades locales y el Museo Nacional, trabajan desde hace mucho para presentar la candidatura, para la inscripciones de los sitios arqueológicos como Patrimonio Mundial”, expresó por medio de un comunicado de prensa. “Me parece un trabajo importante, porque valorizar una cultura, una civilización que no ha sido conocida sino hasta hace poco, es algo muy importante para UNESCO. Hay mucho trabajo por hacer todavía. Me impresiona mucho la ambición y el trabajo para concentrar todos los esfuerzos de las comunidades y autoridades locales, con el Gobierno de un lado, para sensibilizar las comunidades locales y para apropiarse de esta cultura o de esta civilización; y por otro lado, para proteger el patrimonio”, explicó la directora.

Sitio arqueológicos postulados ante UNESCO

Christian Kandler, director del Museo Nacional explicó que Finca 6 se caracteriza por la existencia de los alineamientos de esferas. Esto sirve de base para poder fundamentar la posible relación que pueda existir entre los alineamientos y una orientación de tipo astronómico, lo cual debería ser congruente con un patrón observado en muchas culturas de la antigüedad.

Es un sitio habitacional donde se observan montículos artificiales; una de las características esenciales de los cacicazgos tardíos de la zona del Diquís; así como los caminos y espacios públicos pavimentados”, agregó Kandler, sobre Finca 6.

Por su parte, en Batambal, según explicó el director, se logran identificar edificaciones, montículos importantes por su ubicación, rodeados en gran medida por el río Térraba. En esta zona se han localizado cuatro esferas precolombinas, así como algunas esculturas.

En el sitio El Silencio, se encuentra la esfera más grande del mundo registrada hasta ahora; se trata de un ejemplar de 2.5 metros de diámetro, con un peso de 24 toneladas, según datos del Museo Nacional. En este sitio se ubican además los restos de un asentamiento donde vivía la gente, en épocas precolombinas.

Por último, el sitio de Grijalba, cuenta con montículos y calzadas.

 

Razones de la candidatura

“Las esferas del Diquís son famosas por su gran numerosidad, ya que se han encontrado más de 300 ejemplares. Son un testimonio único, o al menos excepcional, de una tradición cultural o de una civilización existente o que desapareció. Además, fueron fabricadas durante mil años”, afirmó Kandler.

Otros aspectos que contempla la candidatura, es “la perfección, en cuanto a la forma geométrica que tienen las esferas, y la calidad de los acabados. Además la importancia que se les daba, al ubicarlas en emplazamientos especiales y el hecho de que, de cierta forma, nos hablan de una significación simbólica, importantes para las culturas que las creó”, explicó el director del Museo Nacional.

Según informó la directora de UNESCO, Costa Rica puede esperar una respuesta sobre la candidatura de los sitios arqueológicos como Patrimonio de la Humanidad durante el 2014.