Rosita y el Pole Dance: sin miedos, sin prejuicios
26/01/2017

Madre, empresaria, artista, productora audiovisual, profesora certificada y mujer orquesta de tiempo completo. Rosita Cajas Echenique es una de esas personas que encara el mundo a diario con fortaleza, honestidad, sin miedos y sin prejuicios. Una entrevista a la impulsora más entusiasta y decidida del pole dance en Costa Rica.

Carlos Zegarra Restani
czegarra@tormentacerebral.com

 

Considerado artes escénicas por unos o gimnasia acrobática por otros, el pole dance es una disciplina que combina coreografía, acrobacia y sensualidad según el tipo de pole que se practique. Aunque ha sido etiquetado como un baile de club nocturno, sus orígenes van más allá de eso y tiene más historia de la que imaginamos.

 

Según algunos cronistas el baile de tubo o pole dance tuvo sus orígenes en el “Mallakhamba” un deporte tradicional indio en el que uno o varios gimnastas realizan ejercicios y poses en un poste de madera vertical o cuerda, práctica que se registró por primera vez en India alrededor del año 1135 D.C., considerado en la actualidad como un deporte nacional en ese país.

 

Otras personas ubican este arte en la china imperial, donde acróbatas ejecutaban sus proezas en tubos de madera con una altura promedio de diez metros, envuelto en caucho para mejorar el agarre y utilizando ropas de seda u otros materiales para generar menos fricción en giros y en algunos otros trucos. Esta disciplina aún puede verse en los circos chinos contemporáneos o en espectáculos como los que presenta el “Cirque Du Soleil”.

 

Para principios del siglo XX, el uso del tubo o pole se introdujo en Occidente, específicamente a Inglaterra, en los cabarets en donde las bailarinas ejecutaban bailes eróticos utilizando el pole mientras se desnudaban al ritmo de la música. No hay un registro exacto de cómo llegó el uso de esta herramienta a estos establecimientos, pero lo cierto es que tomó su “mala fama” a partir de este momento. En Estados Unidos, durante la Gran Depresión, empresarios del espectáculo empezaron a realizar funciones itinerantes de burlesque en carpas en donde los parales verticales que las sostenían servían además como parte del espectáculo para adultos.

 

En la década de 1990 nace en Ámsterdam la primera federación bajo el nombre “World Pole Dance Federation" (WPDF por sus siglas en inglés), creada por un grupo de personas de diversas disciplinas -como la danza y la gimnasia rítmica entre otras- que vieron en ésta una forma de expresión y de ejercitar el cuerpo mezclando la música, coreografías, fortaleza física y sensualidad. 

 

En Costa Rica, el pole tiene una historia más corta, pero no por eso menos interesante. Fue alrededor del año 2007 que Rosita Cajas Echenique empezó a interesarse por esta forma de expresión y para el 2010 ya había abierto el primer estudio de pole dance en Costa Rica.  Su enfoque del pole es una mezcla de factores que busca fortalecer y empoderar a sus estudiantes (mayormente mujeres) en tres aspectos de la vida: la profesional, la maternal y la sensual planteado de manera que no colisionen entre sí o se desplacen la una a la otra, sino se manejen de modo equilibrado y de esta manera contribuir positivamente a la vida en pareja y/o familia.

 

Rosita es la primera instructora en Costa Rica certificada de esta disciplina en los Estados Unidos y día a día combina su trabajo en Provocarte Pole Dance Studio con todas sus otras facetas que van desde ser madre, administrar su negocio hasta preparse para competencias internacionales sin perder su plenitud como ser humano.

 

En su ajetreada agenda nos permitió un espacio para entrevistrarla -y fotografiarla- y conocer de manera más íntima a esta mujer que busca constantemente el equlibrio entre cuerpo y alma.

 

 

¿Cómo llegaste al pole dance?  

 

Me encontraba en un momento de mi vida donde mis 3 hijos ya tenían ocupado el tiempo de las mañanas en la escuela y por las tardes la rutina regresaba a la casa. Para cuando llegaba la noche, la cena y los preparativos del día siguiente agobiaban mi día y todas mis energías.

 

De pronto decidí hacer un alto en el camino y preguntarme por aquella mujer creativa y espontánea que había quedado atrás hacía 12 años, fue entonces que decidí tomar acción a nivel de salud física y emocional…

 

Cuando estuve satisfecha con los resultados y llegó la fecha de valorar si había cumplido, surgió la duda: ¿Y ahora que cumplí con mis metas qué hago?. Fue así como en esa búsqueda interior y de salud física, me encontré con algún video en internet –bastante escasos en esa época- de pole dance y me sorprendí de ver que el baile en sí era toda una disciplina que crecía a nivel exponencial a nivel mundial. Esta disciplina consta de diferentes estilos y para todos los gustos: pole clásico (que es el usualmente conocido estilo sexy y el que aún sigue cargando el estigma de night clubs), pole exotic (de mis favoritos), pole sport (cuenta con miles de practicantes y en la actualidad hasta con federaciones), acrobático, pole artístico, free style, entre otros. Aprovecho de agregar de que es por esta variedad que resulta ser una disciplina que está creciendo más rápido de lo que otras han demorado decadas en difundirse y ser “aceptadas”. 

 

Desde entonces, allá por el año 2010, es que practico y promuevo el pole dance fitness en Costa Rica.

 

Madre, mujer, empresaria y pole dancer. ¿Cómo combinás estas facetas de tu vida en el día a día?

 

Con muchísima disciplina y tecnología… como le digo a la gente: 'Asegúrense de que lo apunté en mi agenda, porque caso contrario no existe en mi mente' y es que paso brincando de un lado a otro con el tiempo cronometrado, pero eso sí puedo garantizarles que siempre estoy presente en cada momento y nada más existe mientras estoy realizando una clase o jugando con mis hijos, cocinando (amo cocinar y disfrutar de mis comidas sin la presencia de la tecnología) o administrando el estudio… el secreto está en estar presente y desconectar para conectar.

 

 

Danza, performing art o disciplina gimnástica ¿Cuál es tu visión del pole dance?

 

¡Todas! Dice el dicho: “para gustos… frutas” y es que como mencioné al inicio hay muchas vertientes y ninguna es o debe desplazar o ser mejor que la otra, simplemente son lineamientos diferentes. Me explico: hoy puede ser que me sienta muy llena de energía y quiero retarme a lograr cierto truco o, por el contrario, necesito conectar con mis sentimientos y hacer catarsis en un performance muy sensual o simplemente me sienta conmovida por una música determinada y entonces mi proceso creativo es diferente… Mi visión es ver el pole dance como una herramienta a ese sentir que me motiva a buscar el movimiento, más no un fin en sí… pole dance para expresarme y no para impresionar a otros.

 

 

¿Cómo fue el camino para abrir el primer estudio formal de pole dance del país?

 

Fue bastante tedioso y sufrido, pues para nadie es un secreto que conlleva un gran estigma y la gente se desconcierta cuando escucha salir de nuestras bocas el que practicamos la disciplina y peor aún cuando escuchan que soy la dueña de un estudio… al principio tuve que luchar hasta con las instituciones públicas y la banca privada pues confundían la actividad con night clubs.  En ese entoces uno de esos bancos me quitó el datáfono [la máquina para pago con tarjeta de crédito] y luego de un par de días en que tuve que hacer una gran gestión de lobby y reclamos sobre lo que había sucedido, vino hasta mi estudio la directora regional con una comitiva a conocer Provocarte (para verificar que era lo que yo decía que era) y a contarme de que su hija también lo practicaba en Argentina y que los disculpara por los inconvenientes y el mal entendido del negocio. He de confesar que me sentí demasiado halagada de su visita y disculpas, pero aún así cambié de banco. 

 

A nivel personal me costó muchísimo trabajo hacer entender a mi esposo de que la disciplina constituía un proceso de sanación emocional y de empoderamiento para las mujeres que lo practicábamos y a nivel de amistades (o por lo menos las que quedaron de este proceso) me costó trabajo educarles en el sentido de respetar y conocer sobre la disciplina con apertura de mente y sin morbo… Muchas mamás de los compañeros de mis hijos me han vuelto la cara con desprecio y cierto celo sobre lo que hago y otras ya más actuales más bien se han acercado para conocer y querer practicarlo. Aún así los medios de comunicación han sido históricamente mis aliados –¡dichosamente!

 

 

Sos la primera mujer en Costa Rica debidamente certificada en pole dance. Contános un poco de esta decisión de certificarte.

 

Pues ya mi estudio tenía aproximadamente 1 año de estar funcionando y un día recibí la llamada telefónica de un hombre que quería regalarle a su esposa un certificado de clases de pole y me preguntó ¿qué me avalaba para ofrecer clases de esta disciplina?, yo muy cordialmente le expliqué que en el país no existía ninguna certificación o carrera de Pole, pero que yo había llevado varios cursos en el exterior como alumna. Al responderle esto, me llamó la atención su pregunta y aproveché para agradecerle por el reto y comprometerme a buscar la manera de “formalizarme” y fue así como me fui a Las Vegas a tomar mi primera de cuatro certificaciones como instructora de nivel avanzado de pole dancefitness; desde entonces me capacito cada vez que hay oportunidad de escaparse al extrajero o cada vez que Provocarte trae un pole artist al país, que puede ser unas 2 a 3 veces al año.

 

Adicionalmente entrenamos semanalmente en exclusiva solo los instructores certificados por el Pole Moves, certificación que es reconocida por el American Council on Exercise (ACE) el Aerobics and Fitness Association of America (AFAA) y avalado por la International Pole Fitness Alliance, la American Pole Fitness Association, y la International Pole Fitness Federation. Como verás, ¡me lo tomé muy en serio! Hoy en día traigo dicha certificación a Costa Rica con el ánimo de profesionalizar y difundir de manera segura la actividad y prontamente seré certificada como Master Trainer Internacional.

 

¿Qué ha representado para vos el pole dance en términos de crecimiento personal?

 

Todo. Soy antes y después del pole dance. De hecho he tenido más años trabajando en el pasado como productora audiovisual de T.V., sin embargo hoy por hoy soy reconocida como pole performer y pionera de la disciplina en Costa Rica. Siento que mi identidad ha ido muy ligada a la ejecución del pole dance, sin embargo no siento que me defina como persona pues practico otras más que me complementan como pole-performer.

 

 

¿Qué tipo de reacciones  provoca tu trabajo en la gente?

 

Asombro en quienes no saben lo que hago y crecimiento interno en las alumnas del estudio. No sé porqué siempre me preguntan si soy profe de yoga, acto seguido asumen que paso metida en un gym (lo cual obviamente no me permitiría ser madre y empresaria a la vez...)  y por último al saber que se trata de pole dance me piden consejos de cómo mantenerse saludables… Resulta divertido, pero lo que más me puedo llevar sobre las reacciones de la gente es el compartir las experiencias de las alumnas del estudio… 

 

De alguna manera esas experiencias han marcado muchísimo mi caminar con el estudio y le dan sentido a lo que hacemos: estas mujeres han pasado por diferentes tipos de cáncer o padecimientos y el tener el espacio para practicar el pole a modo de catarsis, de darse cuenta de sus capacidades y de sobrepasar aquello que creían perdido (como el logro de determinados movimientos) de creer en ellas mismas y que nosotros como instructores creamos en ellas a la vez, ha sido algo que les marcó sus vidas en lo personal y que me anima a seguir adelante compartiendo el espacio, porque creo firmemente que el dedicarse tiempo para uno de manera espiritual y física es muy importante para lograr el equilibrio como personas.

 

Si uno está feliz, todo a nuestro alrededor está bien y si yo como instructora puedo entregar un pedacito de mi corazón en cada clase y dejar algo importante para los demás habré logrado acercarme cada vez más a mi misión personal de promover el pole dance en Costa Rica de manera profesional y segura.

 

 

¿Puede ser intimidante para algunas personas?

 

Sí. A la hora de querer ejecutar un ejercicio que visualmente parece levitar o se ve fácil y que nos resulta difícil de lograr por falta de técnica o de otras destrezas, ya sea fuerza o flexibilidad, hace que las personas tomen dos caminos: no regresar o el segundo camino y el menos frecuente: sentirse retados a continuar intentándolo hasta salir triunfantes.

 


Afortunadamente en donde haya instructores certificados o escuelas con un currículum de clases, existen niveles de práctica de las diferentes vertientes del pole. De esta manera a medida que se va practicando e invirtiendo tiempo es que se ven los resultados para ir desarrollando mayor control y logro de los ejercicios, trucos, ejecución y precisión, pero esto último requiere de tiempo y muchas personas son impacientes.

 

 

Me acuerdo de un post en el que hacías referencia del bullying del que fue objeto uno de tus hijos a raíz de tu actividad como instructora de pole dance. ¿Como luchás contra los prejuicios?

 

Lucho de la mejor manera que una persona puede luchar: estando segura y convencida de lo que hace, no dándole cabida a las críticas. 

 

Mi post fue de dolor por la situación de injusticia a causa de mi práctica y decisiones de las cuales fue víctima mi hijo. Sin embargo, conversando sobre el tema con él, me dijo estar tranquilo y orgulloso de lo que ha logrado su mamá en el país.

 

Nosotros en casa mantenemos una comunicación franca y transparente aún y cuando practique el lado sensual de pole, pues considero que la sensualidad debe ser parte de nuestras vidas para mantener equilibrio en ellas. Así predico a mis hijos el hecho de que soy un ser sensual que está lleno de amor y que manejo de manera natural todas mis facetas de mujer para que lo sientan y lo vivan como el proceso natural de la vida que es.

 

Me gusta este extracto de una entrevista a una anciana Maya pues refleja mi pensar cuando comparto con mis hijos el hecho de que somos seres sensuales:

 

"-¿Cuál es la misión de la mujer?

-Enseñar al hombre a amar. Cuando aprendan, tendrán otra manera de comportarse con la mujer y con la madre tierra. Debemos ver nuestro cuerpo como sagrado y saber que el sexo es un acto sagrado, esa es la manera de que sea dulce y nos llene de sentido. La vida llega a través de ese acto de amor. Si banalizas eso, ¿qué te queda? Devolverle el poder sagrado a la sexualidad cambia nuestra actitud ante la vida. Cuando la mente se une al corazón todo es possible."

 

 

Habiendo dicho lo anterior, mi hijo se defiende solo, ya es un chico que puede expresarse bien y es muy seguro de sí mismo. Mis hijas – tanto la mayor de 20 años como la menor de 11- practican pole free style y pole art. Creo que la menor es la que va a continuar con la práctica pues recibe semanalmente clases formales en mi estudio con instructores (¡sí, con instructores hombres!).

 

 

He podido ver  que el pole dance no tiene edad ni sexo ¿El pole dance es para cualquier persona?

 

Sí. Cualquier persona de cualquier género en buen estado de salud como la mayoría de las disciplinas. En mi estudio hemos tenido la más pequeñita de 6 años y la más adulta de 72 años, ambas unas campeonas. Una vez tuvimos una alumna con discapacidad de una de sus manos y nos quedó claro que que no hay excusa para no practicar pole, porque “querer es poder” como dice la sub-campeona mundial de pole fitness ,la argentina Victoria Rame.

 

 

¿Cuál es tu visión del futuro del pole dance en Costa Rica?

 

No quiero sonar pesimista, pero necesita un buen impulso para que la gente apoye la disciplina en el sentido económico. Es costoso tener un salón a punta de solo pole dance pues es un poco así como un salón de bicicleta estacionaria: solo hay un tubo / pole para cada usuario, lo más que puede hacer uno es poner 2 personas por tubo, pero es muy limitado y muy caro a la vez mantener un negocio con esas características propias del pole. Algunas veces los clientes que desconocen de administración se quejan porque resulta una disciplina que es poco acequible en términos económicos. Las instituciones como CCSS no favorecen a las PYMES en el sentido de que nos obligan a cotizar montos ridículos sobre el personal y que hace que los costos operativos se tornen caros y tristemente uno, como empresario, debe traducir esos costos a los clientes o muere en el intento de mantener un estudio de pole dance como única disciplina a ofrecer. ¿Entonces cuál es el futuro del pole en Costa Rica? Incierto, en otros países sí se ven los resultados: crecimiento exponencial. ¿En Costa Rica? ¡Muy difícil!

 

 

Por otro lado me gusta pensar que estamos haciendo una labor de difusión que finalmente está dando resultados. Tengo una página en Facebook que es vista por toda Latinoamérica con un aproximado de 34 mil seguidores y aunque muchos son fuera de Costa Rica, es un portal del pole que coloca a Costa Rica en el mapa de la disciplina y como puente obligado entre Norte y Sur América.

 

 

Estoy produciento dos shows anuales con dos cortes muy distintos: uno es de pole clásico: nota sexy que se llama ProvócaME y el otro es de corte artístico que se llama Pole Show Costa Rica, ambos ya son reconocidos en todo América y siempre tenemos invitados internacionales que nos ayudan en la difusión y posicionamiento. Creo que este trabajo está haciendo crecer y ser reconocidos, porque la gente no solo lo practica por hacer ejercicio sino que logran una motivación de compartirlo a nivel escénico y de esta manera hacemos que nuestras presentaciones sean artísticas y ¿qué mejor manera de trascender que a través del arte?

 

 

 

Les invitamos a ver la sesión completa de fotos de Rosita en nuestra galería

 

¿Cómo empezar?

 

Para más información de los cursos de pole dance en Provocarte Studio:

 

Página web
Facebook
info@provocartestudio

2215 1111

 

400 mts al Norte de Multiplaza, Rocazul Center (camino al Colegio Blue Valley desde Multiplaza) Escazú, Costa Rica

 

 

Sesión fotográfica:

Locación: Provocarte Pole Dance Studio
Modelo:  Rosita Cajas E.
Fotografía: Carlos Zegarra R.
Asistente: Mariana Fernández P.

 

Hoy en agenda