Patricia Velásquez, directora de Dos Aguas: “No nos interesaba hacer una película de pandilleros y balazos”
25/05/2015

Después de realizar varios cortometrajes, la cineasta Patricia Velásquez, presenta su primer largometraje “Dos Aguas”. Conversamos con ella en entrevista.

Verónica Jiménez Arguedas

vjimenez@redcultura.com

@veroja27

 

“Esta peli es de Limón”, me cuenta Patricia Velásquez cuando habla de su película “Dos Aguas”. 

 

Esta entrevista también es de Limón. Sobre ese Caribe que a veces olvidamos, que también estigmatizamos y que muchos amamos.

 

Su creadora, Patricia Velásquez, pasó de la psicología al cine sin olvidar lo esencial: las historias.

 

"Dos Aguas" cuenta la historia de Nató, un niño buscando la manera de ayudar a su hermano que se ha enredado con narcotraficantes de la zona. En el fondo, es una pequeña porción de una gran historia de las comunidades costeras del atlántico costarricense.

 

“Para nosotros se trata de esto: seguir haciendo”, dice Velásquez.

 

Esta es la historia detrás del Caribe en “Dos Aguas”.

 

¿Por qué escoger el Caribe?

 

Yo tengo un cariño especial por el Caribe, viví una temporada por allá y conozco mucha gente. Es un lugar del cual yo estoy enamorada y tengo mucha gente amiga por el lado de allá. Entonces en uno de esos viajes, una amiga que es empresaria de un hotel nos empezó a contar de este lugar Dos Aguas, que es un lugar en medio del Caribe, que es un fenómeno que ocurre como en medio de Honduras y Colombia, donde se juntan dos corrientes y todo lo que llega ahí queda flotando. Los narcotraficantes, cuando la policía los viene persiguiendo en las lanchas rápidas tiran la droga ahí, esperando que alguno de ellos mismos la recoja y poder recuperarla.

 

Nos pareció un lugar muy mítico y muy interesante, y decidimos contar la historia pero desde otro lugar: desde la visión del niño, de la familia. Tratando un tema árido con el cual se asocia la provincia de Limón pero desde otro punto de vista, mostrando un Caribe tal y como es para mí: hermoso, exuberante, lleno de gente bondadosa y trabajadora que no tiene mayores oportunidades educativas, ni tampoco laborales; entonces todas estas condiciones hacen que se vuelva una zona vulnerable. Ese es un poco el porqué nace esta película y es lo que nos gustaría que la gente tuviera en su corazón después de verla.

 

¿Cómo seleccionaste el elenco de la película?

 

Nosotros hicimos casting en la zona del Caribe Sur, en Puerto Viejo. También hicimos en San José y Desamparados donde hay una gran población afro y nos pareció que podía ser interesante. La mayor parte del elenco sale del Caribe, porque tenían como mucho más manejo escénico, tenían más capacidad de improvisación.

 

Ahí apareció Ismael Brown, que es el protagonista de la película, y a partir de él escojimos el resto del elenco. Él era la figura clave para esta película. Con el papá, por ejemplo, no dábamos con quien iba a ser la figura. El niño (Ismael  Brown) nos decía todo el tiempo: “háganle casting a mi papá” y nosotros no le hacíamos caso; hasta que un día lo escuchamos y sí, tenía razón, teníamos que hacerle caso desde el principio. Es muy bonito porque yo creo que esa relación entre los dos se refleja en la pantalla y es muy difícil construirlo de otra manera.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

¿Cómo es el reto de trabajar con niños como protagonistas?

 

Es muy vacilón, porque a uno en todo lado le dicen “no trabaje ni con niños, ni con perros”. A mi me parece que es muy refrescante. Fue súper divertido. Todavía ahora, verlos más grandes... es que son como la familia de uno. Los dos chicos son súper simpáticos y vacilones y fue muy bonito. Yo seguiría trabajando con niños, me encanta.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

En tu carrera como cineasta has trabajado exclusivamente cortometrajes ¿que te hizo lanzarte a hacer un largometraje?

 

Empezamos a hacer cortometrajes probando: probando historias que queríamos contar, cosas que queríamos decir y tratando de que cada cortometraje fuera un poquito mejor. Llegó un momento en el que pensamos “queremos contar esta historia” y nos pareció que no era una historia que se contara en un corto. La historia es la que te define la duración y esta historia era para contarla en un largo. Ahora después de haber pasado la experiencia, yo creo que vamos a seguir haciendo largos.

 

 

¿Es el Caribe un personaje más de la película?

 

Lo que queríamos representar es la dinámica que se da en el Caribe: que hay mucha gente extranjera que se ha integrado a la zona, que está esta población afrodescendiente pero también hay chinos, blancos, indígenas y gente de todas partes. Queríamos mostrar este contexto maravilloso que tiene el lugar, que es espectacular. Nosotros no hicimos nada, todo estaba ahí.
 

No nos interesaba lo más mínimos hacer una película de pandilleros y balazos, y no estigmatizar más a la comunidad. Queríamos mostrar eso con poesía. Por eso hicimos tomas aéreas, es tan grande el Caribe, teníamos que mostrarlo por todo lado, por arriba y por abajo. 

 

¡No se la pierda!

 

La película está en los cines de San José desde el 22 de mayo. Puede revisar la cartelera de su cine preferido o bien consultar la página de Facebook de la película.

 

En Limón, habrá proyecciones 4, 5 y 6 de junio, completamente gratuitas.

 

Además, en el Caribe Sur habrá proyecciones gratuitas en agosto.