Ex productor del FIA responde a cuestionamientos de Inti Picado
25/04/2015

En entrevista, Berny Abarca responde a los comentarios que el director del Centro de Producción Artística y Cultural del Ministerio de Cultura hizo en conferencia de prensa el pasado jueves.

Natalia Rodríguez Mata
nrodriguez@redcultura.com

 

El pasado jueves 23 de abril en conferencia de prensa el señor Inti Picado, director del Centro de Producción Artística y Cultural del Ministerio de Cultura y Juventud, anunció algunos de los cambios que el Festival Internacional de las Artes sufriría a raíz de los problemas suscitados en la presente edición, que iniciaba justamente ese día.
 

Cuestionado por la prensa sobre las razones de tantos atrasos, Picado mencionó algunas razones puntuales; en algunos de esos casos los responsables eran los funcionarios de la anterior administración del Festival de las Artes.
 

Ante dichos comentarios, consultamos a Berny Abarca, exproductor del FIA, y esto fue lo que nos contestó:

 

En conferencia de prensa este jueves, Inti Picado mencionó que la Fundación Pro Festival de las Artes dejó deudas por 100 millones de colones. ¿Es eso verdad?
 

Cada año el déficit del Festival (si existía alguno), se incorporaba al proyecto del Festival siguiente. Cuando empezaba la preproducción se tomaban los primeros ingresos de la Fundación, por concepto de patrocinios y venta de espacios de comidas y artesanías, para pagar lo que hacía falta.


Cuando se hizo el presupuesto del FIA 14 en el 2013 se hizo un cálculo del dólar con respecto al tipo de cambio de ese momento. Luego empezó a subir y subir, y eso hizo que el Teatro Nacional empezara a eliminar rubros del presupuesto. Estos proyectos no podían ser cancelados porque hubiera traído un retiro de patrocinadores con los que ya estaban comprometidos. Entonces efectivamente hubo pérdidas por $60 mil dólares sólo por el tipo de cambio. Luego hubo imprevistos en el camino. El problema es que no había colchón por esa situación del tipo de cambio, y entonces la Fundación tuvo que asumir esa deuda para evitar un daño mayor.


Lo otro que afectó esa última edición fue la pérdida del músculo político del festival. Nadie tomaba decisiones a nivel de patrocinios en algunas instituciones. EL ICT nos quitó 4 días de patrocinio por trámites internos, se fueron como 12 millones, igual que el INS, los mismos funcionarios tenían cuidado porque se avecinaba un cambio político muy fuerte.


Con esta compleja situación terminamos el festival. A las dos semanas entró Inti Picado al CPAC. Desde el inicio le explicamos la situación pero siempre tuvo una actitud distante. Luego no quiso reunirse más con nosotros, a Anselmo Navarro no lo dejó ingresar a su oficina para reunirse con el viceministro y su persona. Tampoco la Ministra Fonseca aceptó una audiencia con él para conversar. Inclusive le ofrecimos trabajar ad honorem para la Fundación Pro Festival de las Artes para poder pagar lo que hubiera que pagar pero nunca quisieron. Al final nos respondieron una carta diciéndonos que esa deuda de la Fundación era problema de nosotros y que viéramos a ver cómo la resolvíamos.


Entonces se hizo una revisión de la deuda y una estrategia de liquidación. La Fundación no tenía plata, había sólo como 2 millones de colones para gastos administrativos, de ahí en adelante nosotros mismos entre la venta de activos y los proyectos nuestros hemos ido pagando algunos “piquillos”. Hay montos grandes que quedaron descubiertos que yo creo que sí es responsabilidad del MCJ asumirlos porque son a nivel de cooperación internacional y el FIA14 fue la ventana más importante del MCJ. Ellos aceptaron sólo lo bueno del FIA pero no lo complicado.


La Fundación tenía deudas, pero el Festival como programa del MCJ quedó con más de 100 millones que se quedaron para preproducción porque Iván (Rodríguez, Viceministro de Cultura en ese entonces) siempre nos exigía dejar algo. Inti Picado pudo haber ejecutado ese presupuesto. El problema es que no he podido tener un interlocutor en el MCJ. Desde que respondió una carta diciendo que no es su problema no hubo una sola comunicación más. No sabemos ellos qué están asumiendo de esa deuda ni ellos saben qué estamos asumiendo nosotros.


Entonces es mentira que él no tuvo una fundación para operar, sí tuvo una pero no la quiso. Dijo que era ilegal asumir un compromiso sin contenido presupuestario, que es justamente lo que él está haciendo ahora.

 

En esa misma conferencia de prensa, Picado dijo que el decreto de creación del CPAC establece que solo contaría con 5 plazas cuando el Festival de las Artes funcionaba con más de 60 funcionarios. ¿Es eso así? ¿Por qué?
 

El CPAC se conformó como unidad a las puertas del cambio de gobierno. Como en todas las producciones del Ministerio, lo que se tenía que hacer era extender el formato de producciones contratadas por licitaciones mientras se armaba el equipo, pero no se hizo de esa manera. Se fijó que se querían gastar 75% del presupuesto para pagarle a los artistas y un 25% para producción, en una idea tonta de lo que es la transparencia y aquí están los resultados del fracaso.


¿En qué consiste ese formato de producciones contratadas por licitaciones al que usted se refiere?
 

Se contrataban productores de proyectos cerrados, completos, que le iban dando forma a un festival. Esa era la mejor manera de trabajar, pero ellos no querían contratar productores por proyectos. Nunca nos dieron la oportunidad para explicarles por qué se hacía así.


De todas maneras, les dejamos los informes de las subcontrataciones urgentes para poder cumplir con los tiempos para pre producir el Festival del 2015, donde indicamos por ejemplo que la convocatoria de artistas debía cerrarse en julio. Pero ellos se atrasaron e incluso hicieron otro formulario que no funcionaba.


Esas subcontrataciones para pre producir sumaban en total 70 millones. Yo mismo me ofrecí a asumirlas pero Picado no quiso, seguro pensó que yo me iba a echar toda esa plata encima.


Eso causó que por ejemplo no haya un app con la programación y que no haya habido trabajo de comunicación.


Según se evidencia en Comprared, el año pasado la adjudicación a la empresa Luzart se dio también un día antes de que empezara el Festival y aún así ellos sí dieron el servicio. En cambio este año no lo quieren dar argumentando el poco tiempo al salir la adjudicación, también un día antes. ¿Cómo se puede explicar esto?
 

El año pasado lo que salió un día antes fue la Orden de Compra, no la adjudicación. La adjudicación se dio 6 días antes, durante los cuales las empresas pueden apelar, y como nadie apeló entonces se adjudicó. En el caso actual lo que salió es la adjudicación, había que esperar todavía unos días para que hubiera firmeza y luego orden de compra.


Finalmente quiero aclarar que ninguno de los señalamientos hechos por Inti Picado en sus constantes ataques han sido razón para el descalabro de este FIA15. Eso es enteramente su responsabilidad.