Ticos y suizos celebraron la interculturalidad a través de la danza
06/04/2015

Un viaje de la Academia Danza "O" Cultural durante nueve días a una escuela en Suiza propició el intercambio con niños y niñas de familias provenientes de África, Europa del Este y Medio Oriente.

Bailarines costarricenses vivieron una intensa experiencia cultural y de crecimiento personal en Berna (Suiza) gracias a la gira que realizó el grupo “Luna del Desierto” de la Academia Danza “O” Cultural a la escuela Schwabgut 1.
 

El viaje se realizó del pasado 13 al 22 de marzo y a él asistieron 16 bailarines de la academia, con edades entre los 8 y los 64 años de edad. La gira fue declarada de Interés Cultural por parte del Ministerio de Cultura y Juventud debido a que buscaba “fomentar los lazos de amistad con otras naciones, de forma tal que sirvan de apoyo para futuros encuentros e intercambios cognoscitivos de los artistas costarricenses con otras culturas”. 
 

Esta institución suiza es una escuela pública especial a la que asisten niños desde kindergarten hasta 4to grado. El 95% son hijos de inmigrantes de familias provenientes  de aproximadamente 20 países de África, Europa del Este y el Medio Oriente, como Somalia, Eritrea, Turquía, Iraq, Macedonia, Afganistán, Paquistán. Kosovo, Croacia. Muchos de ellos son Musulmanes. Por otro lado  Danza “O” Cultural en Costa Rica enseña y presenta danzas  de estos países y las culturas que representan con un enfoque tradicional y respetando su contexto cultural.
 

En Berna, los ticos iniciaron la semana con un espectáculo de danzas a música antigua de Mesopotamia, Grecia, Egipto y coreografías basadas en su investigación de danzas en estas culturas que se consideran influencia importante en el desarrollo de las danzas clásicas y folclóricas del Medio Oriente y Occidente. Durante la semana impartieron talleres para enseñar danzas de los distintos estilos a los alumnos. El último día presentaron en dos tandas de la influencia gitana en las danzas del Medio Oriente y Europa y de ahí a las danzas típicas del folclore latinoamericano incluyendo el costarricense. En esta espectáculo los estudiantes  presentaron las danzas aprendidas.
 

“Los estudiantes han reportado que para ellos fue una semana inolvidable, nunca habían tenido un proyecto que les hiciera tan felices y las relaciones que se desarrollaron con los miembros de nuestro grupo fueron muy enriquecedoras”, dice Odiney Campos, directora de Danza “O” Cultural.
 

De igual manera reaccionaron los papás de los niños, según explica Campos. “Los padres provenientes de naciones tan diversas nos buscaron para agradecernos la forma con que presentamos sus danzas y su cultura en general.  Oír a un niños decir, esa canción la escucha mi mamá y dice que la bailamos lindísimo, fue uno de los mejores regalos”.
 

Campos destacó la oportunidad que tuvieron para mostrar a Costa Rica y hablar sobre los países de los que vienen estas disciplinas, fomentando el respeto a la diversidad. “Mostramos a Costa Rica por medio del baile, en los talleres compartimos el mapa del mundo y donde estamos y donde están ellos y de dónde vienen. Todo eso fue una experiencia inolvidable para los miembros de nuestro grupo. La experiencia que tuvimos enriqueció nuestro arte y nuestra vida y estamos seguros que las de ellos también", dijo Campos.
 

Contribuyeron también a que esta gira fuera una realidad el patrocinio de Florida Ice and Farm y donaciones que en su mayoría vinieron de 18 personas físicas de Estados Unidos, Costa Rica, Yemen y Suiza.


Danza “O” Cultural es una academia que se destaca por propiciar actividades educativas que promuevan el concepto de interculturalidad en sus alumnos. Al respecto, la directora de Danza “O”, Odiney Campos, considera que “este tema se hace cada día más importante por las grandes migraciones de personas de una cultura hacia otra, en las que el proceso de adaptación cultural entre los inmigrantes y las sociedades que los reciben se hace cada día más difícil”.

Hoy en agenda