Desampa Inclusivo: lejos de la zona de confort
17/02/2017

Un espectáculo de danza y teatro físico es la primera experiencia artística en la que se involucra un grupo de la Asociación Desamparados Inclusivo como parte del Encuentro Centroamericano de Circo y Arte Social.

Verónica Jiménez Arguedas

vjimenez@redcultura.com

 

Magaly y Fabián son atletas. "Y novios", me aclaran enfáticos antes de comenzar la entrevista. Magaly empezó a entrenar hace un año volleyball sentado para ejercitarse. Fabián se antojó y comenzó a entrenar nuevamente ese deporte que había abandonado hace unos años.

 

Desde hace unos días, Magaly y Fabián cambiaron las canchas por las tablas. Junto a otros 7 jóvenes con discapacidad se atrevieron a alejarse de sus actividades regulares -deporte, educación, activismo- y meterse de lleno en un taller de danza y teatro físico.

 

El taller forma parte del Encuentro Centroamericano de Circo y Arte Social, organizado en conjunto entre el Parque La Libertad y el programa Cirque du Monde del Cirque du Soleil (Circo del Sol). El resultado es una coreografía de 15 minutos que presentarán este sábado 18 de febrero a las 7:30 p.m. en el Parque La Libertad. 

 

Para Fabián y Magaly es la primera vez que se involucran en disciplinas artísticas.

 

El montaje involucra a niñas, jóvenes y adultos, guiados por el guatemalteco José Suárez. En su país, él ya había trabajado con la Fundación Artes Muy Especiales, con metodologías que incluyen el DanceAbility y algunas técnicas de fisioterapia. Eso dio pie al colectivo Contempo Pro en donde actualmente trabajan la inclusión desde el arte con personas con discapacidad y jóvenes en vulnerabilidad social. 

 

"Esto genera una cadenita de ¿qué puedo hacer? ¿cómo te puedo ayudar? y ¿qué vamos a hacer juntos?", explica José, quien destaca su labor como facilitador más que entrenador en un proceso que ha sido de creación colectiva. 

 

Aunque el entrenamiento ha tenido altos niveles de dificultad a nivel físico, el principal reto ha sido lograr sentirse cómodos con el lenguaje escénico y perder la vergüenza. "Ha sido un cambio mental. Porque es así como '¿ah? ¿cómo? ¿eso? ¡yo no puedo!. Para eso hay que tener habilidad física y yo perdí la habilidad física cuando adquirí la discapacidad'. Es lo más lógico que a uno se le viene a la cabeza. Es lo primero que el cerebro procesa. Pero ya después uno empieza "ah no, pero es bonito", "¡vos podés!". José [el instructor] es súper impulsador, nos limpia de esas cosas feas y esas malas vibras que tenemos en la cabeza", explica Magaly.

 

Incursionar en las disciplinas escénicas los ha obligado a salirse de su zona de confort y aprender a utilizar su cuerpo como mecanismo de expresión. Fabián incluso considera que ha sido más demandante que los entrenamientos de volleyball regulares.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

El trabajo coreográfico de esta puesta en escena involucra movimientos de danza contemporánea, así como acrobacias y escenas de teatro físico que incorporan objetos de uso cotidiano de los participantes. "Como todos tenemos discapacidad José nos enseñó que si estamos actuando con alguien, tenemos que ser el apoyo de esa persona. Si la discapacidad de él o de ella tiende a irse al lado izquierdo y mi fortaleza es el lado derecho entonces yo lo sostengo y no se tiene que notar en el escenario, se tiene que ver fluido", explica Fabián sobre el trabajo escénico que han desarrollado. 

 

Los participantes forman parte de la Asociación Desamparados Inclusivo, que nació hace alrededor de 4 años originalmente como una iniciativa deportiva y terminó ampliándose a muchas otras áreas con participación de personas con y sin discapacidad. 

 

"Lo que queremos hacer es sacar a esas personas con discapacidad de la burbuja en la que viven, romper esas barreras para que esas personas vengan y se incorporen con nosotros a hacer una mejor sociedad", explica Luis Gustavo López, vicepresidente de la Asociación. 

 

En este caso específico, las artes escénicas han tenido esa función de ponerlos a trabajar a todos como pares. "Después de venir de que no lo tomen a uno en cuenta y luego venir acá y ver que no somos el centro de atención, sino que más bien le toman la importancia como a  cualquier otra persona que no tiene discapacidad. Entonces todo es igual y se siente bien, porque se siente igual", me explicó Fabián. 

 

¿Arte inclusivo?

 

Según Luis Flores, presidente de la Asociación Desamparados Inclusivo, existen tres elementos fundamentales para poder comenzar a hablar de arte inclusivo en Costa Rica: dejar de tener miedo de interactuar con una persona con discapacidad, contar con infraestructura y recursos económicos. 

 

José Suárez y Luis Flores -de izquierda a derecha respectivamente- ensayan uno de los números del espectáculo. 

 

La infraestructura cultural que existe es prueba de que desde el diseño de espacios culturales -como teatros- no existe la mentalidad de pensar en artistas con discapacidad. "Necesitamos infraestructura, porque si vemos por aquí no hay rampas [de acceso al escenario]. Si vos ves ahí está el letrero [de la ley 7600] pero es solamente para público. Cuando se construye se hace con la visión de que no van a haber artistas con algún tipo de discapacidad. Esas son cosas que son buenas observarlas y a partir de esto se puede dar esa iniciativa, que reflexionemos. Ahora tenemos una niña de 9 años que es increíble. ¿Por qué no podría ser ella parte de todo este medio artístico?"


Tanto Fabián, Magaly, Luis y el resto de sus compañeros quieren continuar experimentando con disciplinas escénicas. 

 

"Queremos que se den cuenta que uno sí puede hacer estas cosas, siempre y cuando tenga uno los espacios. No nos imaginábamos que esto nos iba a enganchar de tal forma y ahora quedamos con esa espinita de más y más y más. Esperamos tener más oportunidades para ensayar y presentarnos porque queremos ser parte del arte y la cultura de Costa Rica, que sea una cultura de arte inclusiva donde participemos todos. Que no sea solamente recreativo, sino que sea profesional y se puedan montar espectáculos de calidad" concluye Luis Flores. 

Discapacidad y cultura

 

Uno de los ejes que estaremos trabajando en RedCultura este 2017 es el de discapacidad y cultura. Como creemos que unidos somos más fuertes, trabajaremos contenidos relacionados con estos dos temas en coproducción con el programa de televisión Nexos, del Canal UCR. Nexos es el único programa de Latinoamérica que se enfoca en discapacidad y adultez mayor.

 

Lo que lean aquí podrán ampliarlo en Nexos y viceversa. Nuestro objetivo a través de esta alianza es poder brindarles más contenidos sobre discapacidad y cultura en ambos medios de comunicación en distintos formatos y con diversos enfoques. 

 

Sobre la Asociación Desamparados Inclusivo y su trabajo en danza y circo, ustedes podrán ver un programa especial que incluirá entrevistas y el espectáculo completo el próximo viernes 31 de marzo a las 7 p.m. 

 

Nexos se transmite por Canal UCR los viernes y lunes 7 p.m., sábados 11.30 a.m.                       y martes 11:00 a.m. Se repite por Canal 13 los miércoles a las 9:30 p.m., jueves 9:30 a.m.                        
y sábados 6:30 a.m.

 

Image and video hosting by TinyPic