Alajuela: una ciudad de tertulias y cuentos
21/11/2016

El pasado 17 de junio inició  el XII Festival Internacional de Cuenteros Alajuela Ciudad Palabra con cuentos para “para toda la catizumba”. Como parte de las actividades asistimos a la primera jornada de Casas de Cuento, en la siguiente nota le contamos de qué trata.

 

María Fernanda Loría

floria@redcultura.com

 

Bajo el lema: “¡Para toda la catizumba!” el pasado 17 de junio arrancó el XII Festival Internacional de Cuenteros Alajuela Ciudad Palabra que reunió a artistas de países como México, Colombia, España, Argentina, Perú y Costa Rica.

 

El Festival de Cuenteros es una de las actividades más esperadas por los alajuelenses, quienes se adueñan de diferentes espacios de la ciudad para vivir esta fiesta de la palabra.

 

Con el objetivo de llegarle a toda la “catizumba” este año se realizó el proyecto “Casas de cuento”, donde cuenteros nacionales compartieron tertulias con familias de Alajuela a cambio de compartir un café.

 

 

Una noche de tertulias

 

 

Llegué como a las cuatro de la tarde al parque de Alajuela, estaba decorado con luces de navidad y con banderines que anuncian el inicio del Festival de Cuenteros.

 

A esa hora todavía hacía calor, el típico calor alajuelense, entonces me fui a dar una vuelta por el centro mientras llegaba la hora de los cuentos.

 

El primer punto de encuentro era en el Centro Alajuelense de la Cultura que estaba lleno de gente; niños que terminaban sus clases de música; los papás que esperaban pacientes fuera de las aulas y los organizadores del festival que andaban de un lado a otro afinando detalles.

 

El plan era muy sencillo: a las seis de la tarde un vecino de Alajuela vendría y nos recogería a un cuentero y a mí y nos iríamos a su casa a escuchar historias, tertuliar y tomar café.

 

Los cuentos estaban a cargo de Juan Pablo Delgado, quien me contó que es ingeniero industriales y siempre se sintió atraído por el arte y la cultura, tanto así que estudió clown, mimo y teatro. Hasta que probó suerte con los cuentos y le fue tan bien que ya lleva cuatro años presentándose en la Muestra Nacional de Cuentería y ha sido parte de los cuenteros nacionales en el Festival Internacional de Cuenteros. También ha escrito dos libros: "La noche de los espantos" y "Lo qué me contó el sombrero".

 

 

A las seis de la tarde llegó por nosotros Don Mario Álvares para llevarnos a su casa en Desamparados de Alajuela. De camino nos contó que trabaja en el ICE y que es un apasionado del folklor y la cultura.

 

En la sala de la casa el resto de la familia esperaba iniciar la primera edición de “Casas de Cuento”, con lo que se busca desconectarse un rato del celular, compartir un rato de tertulias con la familia y los vecinos  y mantener viva una tradición muy alajuelense.

 

Desde que entramos nos hicieron sentir en familia, como si nos conociéramos de toda la vida, así me pareció cuando doña Lillian me presentó a su familia conformada por sus tres hijas: Nayuribe, Acserí y Maylí y D`Jaly, una perrita chihuahua, tocaya de la mascota de madame Bovary.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

El cuentero Juan Pablo Delgado en la primera edición de Casas de Cuentos

 

Además de ellos, se encontraban Telma Alvarez, “Tía T” como me pidió que le dijera, el sobrino Fabián Valverde así como Kevin Ugalde, Arnaldo Santamaría, Kelly Reid, Eugenia y Grace Campos y Ana Ávila quienes son amigos y vecinos de la familia.

 

En cuestión de momentos nos reunimos todos en la sala alrededor de Juan Pablo que se guardaba bajo el sombrero algunos de sus mejores cuentos.

 

Cuentos de espantos, leyendas y duendes

 

De acuerdo con Juan Pablo, sus cuentos preferidos son los de espantos, muchos son de su autoría y otros son adaptaciones de cuentos y leyendas costarricenses, que solían contarse en los corredores de las casas cuando empezaba a anochecer.

 

Aunque los cuentos  más que espantar, fueron ambientando la noche con las risas que nos sacó a todos los que estabamos reunidos.

 

Juan Pablo asegura que su afición por los cuentos de espanto viene desde que era pequeño cuando vio un duende en la casa de su abuela que estaba en medio de cafetales, "una pequeña mano verde en la venta y desde entoces se me pierden las cosas".

 

Además muchas de las historias de Juan Pablo son parte de su profesión como padre de dos niños pequeños que lo han hecho improvisar cuentos, personajes y hasta canciones.

 

Image and video hosting by TinyPic

Familia y amigos disfrutaron y compartieron cuentos e historias

 

Fue así como aprovechamos el momento para discutir el tema de los duendes, como antes de que los niños jugaran con tablets y celulares, se les aparecía para invitarlos a jugar y así perderlos.

 

Eso me hizo recordar cuando estaba pequeña y las vecinas de la calle donde vivo nos cantaban a los chiquillos que salíamos a jugar, como las brujas se divertían haciéndole bromas a la gente.

 

En ese entonces, esas historias  me daban algo de miedo pero ahora puedo decir que se han convertido en un lindo recuerdo de infancia, parte de esa tradición de sentarse en los corredores a conversar con los vecinos, muy propia de las zonas rurales y que actividades como esta buscan rescatar. 

 

Los más grandes contaban cuando el parque de Alajuela se llenaba de gente que buscaba alguna banca para sentarse a conversar antes de que saliera el último bus para los barrios, cuando las mamás mandaban a sus hijos a hacer algun mandado a la pulpería y de camino se quedaban en las casa vecinas "cuentiando" o cuando los chiquillos se iban a escondidas a jugar al cementerio porque no había donde jugar.

 

Todos los que estabamos esa noche, confirmamos una vez más que los alajuelenses somos conversones y cuenteros, que cualquier pretexto sirve para ir por un café y disfrutar de una buena conversación.

 

"En Alajuela se ha perdido terriblemente la tertulia en casas y en familias y también la del parque, sin embargo en estos tiempos hay una necesidad de recuperar todo eso (...) en esas reuniones de barrio es donde nacen las historias (...) ahora es como cada quien en su casa pero antes era una Alajuela muy sociable, muy solidaria, todo mundo se conocía", explicaba Grace Campos.

 

"En la casa nos encanta el cuento y siempre que tenemos el chance nos reunimos (...) se ha ido perdiendo por el bendito celular, yo con eso no voy, tengo pero para lo mínimo pero yo prefiero estas reuniones que se siente uno en familia y entre amigos", comentó Tía T.

 

"A veces nos sentamos a vacilar, se cuentan anécdotas de infancia y eso se ha perdido muchos con la tecnología, desgraciadamente con la tecnología se ha perdido todo esto pero nosotros lo hacemos, por lo menos entre familia", detalla Don Mario.

 

 

Image and video hosting by TinyPic

Casas de Cuento tiene como objetivo compartir en familia y con amigos tertulias, cuentos e historias.

 

El cuento se acabó

 

En medio de los cuentos, hubo tiempo para contar anécdotas, chistes, hacer bromas y tomarse un ratito para recordar los viejos tiempos.

 

"Uno año con año espera que sea noviembre porque ya sabe que vienen los cuentos, esta es la primera vez que se hacen en las casas y esto lo hace como más familiar y también con amigos, a mí me ha encantado, ojalá que se repita", comentó Maylí.

 

"A mí me ha gustado mucho porque es una forma más entretenida de estar aquí en la casa y para mí es súper más divertido estar aquí en familia que estar en las redes  porque a veces hasta aburre estar pegada en el teléfono, prefiero estar aquí vacilando con la familia", nos contó Nayuribe, la menor de las hermanas.

 

"Nunca había contado cuentos en los que la gente se riera y disfrutara tanto como hoy", nos contó Juan Pablo cuando nos fuimos.

 

Hacia el final de la tertulia, se cumplieron los objetivos: compartir, recordar, reír, acercar a la familia y a los vecinos. 

 

 

 

 

 

 

 

¡Lléguese a Alajuela! 

 


Bajo el lema “¡Para toda la catizumba!”, se realizará el XII Festival Internacional de Cuenteros Alajuela  Ciudad Palabra del 17 al 26 de noviembre, con una agenda cargada de actividades para toda la familia.

 

Este año la agenda del festival privilegia los espectáculos familiares, además de mantener funciones infantiles, para jóvenes y adultos y para adultos mayores.

 

El Festival contará con la participación de cuenteros de países como México, Colombia, España, Argentina, Perú y Costa Rica

 

En la sección de agenda le contamos más detalles sobre la programación.

 


 

 

Hoy en agenda