Brexit: ¿Qué pasará con el arte y la cultura en Europa?
28/06/2016

¿Cómo podría afectar la salida del Reino Unido a las industrias culturales en Europa? Aquí le contamos lo que se especula al respecto.

María Fernanda Loría

floria@redcultura.com

 

El pasado 23 de junio los ciudadanos de Reino Unido fueron convocados a un referéndum para responder a la pregunta: ¿debe Reino Unido seguir siendo parte o no de la Unión Europea?

 

Poco más de la mitad votó a favor (51,9%) de salir de la Unión Europea, en una iniciativa denominada Brexit (Britain Exit) impulsada principalmente por el Partido de la Independencia del Reino Unido (United Kingdom Independence Party o UKIP) de ideología "euroescéptico" que aboga por el abandono de este bloque político y que es liderado actualmente por Nigel Farage.

 

Esta decisión se toma tras 43 años de haber ingresado a su antecesora Comunidad Económica Europea. Técnicamente esta decisión no es vinculante para el gobierno británico y el parlamento podría rechazarlo, aunque esto implicaría ir en contra de la voluntad popular.

 

Image and video hosting by TinyPic

Los jóvenes son quienes se ven mayoritariamente afectados por el Brexit, al perder los beneficios laborales de la Unión Europea. Fotografía: BBC Mundo.

 

Se trata por tanto de la primera vez que un país miembro abandona este órgano político y con la que se pronostican repercusiones en diferentes áreas, entre ellas el arte y la cultura, en especial aquellas iniciativas y proyectos que dependen de fondos económicos impulsados por la Unión Europea.

 

De acuerdo con el medio de comunicación BBC, esta decisión representa un duro golpe para el proyecto europeo que inició con la idea de evitar una nueva gran guerra luego del desangramiento de la Segunda Guerra Mundial.

 

Image and video hosting by TinyPic

Fotografía: El Confidencial.

 

Fondos europeos: ¿qué pasará?

 

Con el gane del Brexit, muchos proyectos e iniciativas culturales pueden, eventualmente, verse afectadas, principalmente al perder acceso a fondos de financiación como lo son el Fondo Europeo para el Desarrollo Regional y el programa Creative Europe, desarrollados por la Unión Europea dentro de sus países miembros.

 

El programa Europa Creativa es un programa de la Unión Europea para el período 2014-2020 que tiene como objetivo impulsar los sectores culturales y creativos con un presupuesto que ronda los 1460 millones de euros.

 

El el ámbito de cultura el fondo Creative Europe destina fondos para plataformas europeas culturales, traducciones literarias, fortalecimiento de redes transnacionales y proyectos de cooperación


En el caso de la literatura, por ejemplo, el fondo ha financiado proyectos transnacionales como Weather Stations, un proyecto literario entre Polonia, Alemania, Reino Unido, Irlanda y Australia que financiaba residencias artísticas para escritores que explorasen el tema del cambio climático.
 

Por su parte, el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) busca brindar ayuda para el desarrollo económico en diferentes regiones de la Unión Europea. Los fondos son gestionados directamente por administraciones o instituciones públicas que cuentan con fondos asignados para realizar proyectos en la zona, en áreas como el desarrollo, ambiente, turismo y cultura.

 

Industria audiovisual, la más afectada

 

Una de las disciplinas que podría verse más afectada es la producción audiovisual británica, especialmente porque suele tratarse de proyectos que requieren importantes sumas económicas para desarrollarse.

 

De acuerdo con el sitio web especializado en cine decine21.com, los productores de Reino Unido pueden perder el derecho de acogerse al programa Creative Europe que apoya económicamente a la producción cinematográfica y ha sido clave para proyectos como Brooklyn, Carol, La oveja Shaun: la película y Amy (la chica detrás del nombre).

 

Carol fue una de las películas beneficiadas por el programa Creative Europe.

 

Grandes producciones son financiadas por el Fondo Europeo para el Desarrollo Regional, como es el caso de una de las series más importantes del momento: Game of Thrones (Juego de Tronos) del canal de televisión estadounidense HBO.

 

Parte de las filmaciones de esta popular serie se realizan en Irlanda del Norte, que al abandonar la Unión Europea, no podrían acceder a este fondo.

 

Sin embargo, pese a este panorama, HBO aclaró que los fondos para Game of Thrones no se verán afectados pues están aprobados hasta que se finalice la serie, sin embargo esto podría no ocurrir con otras producciones, principalmente aquellas de tipo independiente.

 

“La cadena recibe el dinero a cambio de rodar en Irlanda del Norte, que por ejemplo se usó como localización para “La batalla de los bastardos”, que tuvo lugar (...) en el 9 de la sexta temporada. La adaptación de los libros de George R.R. Martin ya no se verá afectada, pues los fondos están aprobados hasta que finalice, en dos temporadas, y además Reino Unido tardará un par de años en salir de la Unión. Pero habrá más casos similares en el futuro”, cita decine21.com.

 

Image and video hosting by TinyPic

La famosa escena de "La batalla de los bastardos" fue filmada en Irlanda del Norte. Game of Thrones tiene asegurados sus fondos hasta el final de la serie, sin embargo otras producciones independientes podrían no acceder a éstos.

 

De acuerdo con el medio de comunicación El Observador, se estima que proyectos de televisión y cine británicos recibieron US$32 millones en los últimos siete años de organizaciones como Creative Europe, que otorga dinero a propuestas culturales.

 

La salida de Reino Unido también podría significar un cierre, al menos momentáneo, de la participación de Hollywood en el mercado británico.

 

Esto debido a que numerosas series y productoras acuden a este país porque por ley les es devuelto el 25% de la inversión en producción y los impuestos son bajos o inexistentes, así lo explica el diario El Espector.

 

"Los cineastas y actores acuden para materias de producción al programa Media, regentado por la UE. Entre 2007 y 2015, el programa ha entregado US$180 millones para producción de filmes en el Reino Unido (la financiación también proviene de gobiernos locales y regionales). El Brexit amenaza con cortar esos fondos, dado que, en los próximos dos años, Reino Unido tendrá que desprenderse del bloque europeo y también de ciertos acuerdos comerciales", detalla el El Espectador.

 

Además de esto, con el Brexit sería mucho más dificil distribuir filmes hacia y desde Europa, ya que dejaría de funcionar una legislación que ha favoreciodo a la industria del cine en Gran Bretaña y que contempla por ejemplo impuestos de exportación bajos o nulos.

 

De acuerdo con los datos de la Federación de Industrias Creativas,organización que reúne a todos los ámbitos artísticos en Reino Unido, la industria cultural nacional significó US$117 mil millones de la economía nacional entre 2013 y 2014 y ocupaba el 57% del mercado exportador del país.

 

¿Qué pasa con otras disciplinas?

 

El panorama para muchos músicos británicos no está completamente claro y se especula que podrían verse afectados principalmente al momento de realizar giras por Europa, dado que deberán aplicar y solictar visa para viajar, sumado a los impuestos que deben pagar, lo que aumentaría los costos de las giras y espectáculos, así lo explica el sitio web thestage.com

 

También afectaría los procesos laborales transnacionales. Drew Hill, director de la mayor compañía distribuidora independiente del Reino Unido -Proper Music- explicó a la revista Billboard que al menos un tercio de los trabajadores de su compañía son inmigrantes europeos, debido a una falta de aplicantes británicos a los puestos.

 

De acuerdo con The Stage, el mercado de la Unión Europea es el mercado más grande de exportación para la industria creativa del Reino Unido, abarcando un 56% del comercio del sector.

 

Otra de las preocupaciones del público, era la participación de Reino Unido en el popular programa Eurovisión, sin embargo los encargados del proyecto anunciaron al diario El País, que el Brexit no los afectaría, ya que pertenecer a la Unión Europea no tiene relación con el programa, sino con la pertenencia a la Unión Europea de Radiodifusión (EBU).

 

La separación de la Unión Europea, vendría a complicar directamente a los actores que buscan ampliar sus expectativas y espacios de trabajo. El programa Media-impulsado por la Unión Europea- permite la movilización de actores y artistas por todo el continente, lo que les permite crear redes de trabajo en otros países, promocionar su trabajo, aumentar el público y acudir a nuevos mercados con mejores subsidios.

 

“El mercado artístico espera que se los tenga en cuenta en la renegociación de los relaciones entre ambos bloques. Una propuesta que le permite a Reino Unido adquirir un estatus como el de Noruega, que no está dentro de la UE pero tiene tratos comerciales con ellos, podría permitirles cierta continuidad y un acceso al financiamiento europeo”, cita el Expectador.com

 

El Brexit llega en un momento delicado para la cultura y el arte en Europa, tal es el caso de la Joven Orquesta Europea que llegó a su fin, el pasado mes de mayo, luego de 40 años de existencia y que albergó a más de 3000 músicos.

 

La Unión Europea tomó esta decisión, influenciada principalmente por la situación migratoria que actualmente enfrenta el continente y por el anuncio del referéndum en Reino Unido y que obligó al organismo a priorizar el destino de sus fondos.

¿Qué pasa con la educación?

 

Otro de los programas educativos y culturales impulsados por la Unión Europea, es el Programa Erasmus (Plan de Acción de la Comunidad Europea para la Movilidad de Estudiantes Universitarios o European Community Action Scheme for the Mobility of University Students) que brinda becas de educación superior e intercambios estudiantiles.

 

Según explica el diario El País, Reino Unido representa el cuarto destino de llegada y el quinto de salida de este programa y el resultado del pasado referéndum podría complicar la continuidad de Erasmus.

 

El País cita a Carlos Martín, portavoz de la Comisión Europea en España, quien asegura que el programa se mantendrá y no habrá afectaciones, esto mientras se completa el proceso de salida que se extendería al menos durante dos años.

 

“No es motivo de alarma”, asegura, porque mientras se completa la negociación “sigue siendo un miembro de pleno derecho”. La previsión es que el proceso de salida se extienda, al menos, durante dos años.

 

De acuerdo con el medio de comunicación El Mundo, el procedimiento de salida se pone en marcha cuando el Gobierno británico solicite de forma oficial a las instituciones europeas y de acuerdo con el primer ministro David Cameron esto no sucederá hasta el próximo gobierno, el cual no se formará antes de octubre.

 

Es a partir de ese momento, que se fijará un plazo de dos años para que Reino Unido negocie los términos de su salida de la Unión Europea. En dichos acuerdos, se decidirá si se continua o no con el programa.

 

Reino Unido no necesariamente tendría que salirse de este programa, ya que formar parte de la Unión Europea no es un requisito para ser parte de Erasmus.

 

Ejemplo de estos es que Noruega, Islandia, Liechtenstein, la República de Macedonia y Turquía-países que no forman parte de la Unión Europea-conforma el programa Erasmus, mediante acuerdos con la Comisión Europea y esto eventualmente podría ocurrir con Reino Unido,  uno de los principales países emisores de estudiantes de Erasmus. De hecho, países latinoamericanos también pueden optar por estas becas a través de Erasmus Mundus PUEDES, incluyendo a Costa Rica.

 

El programa Erasmus es un plan de gestión de diversas administraciones públicas que buscan facilitar la movilidad académica de los estudiantes y profesores universitarios dentro de los Estados miembros del Espacio Económico Europeo (Unión Europea y Asociación Europea de Libre Comercio), Suiza y Turquía.

Hoy en agenda