Costa Rica salda deuda histórica con Carmen Lyra
28/04/2016

El 26 de abril marca un hito más en la historia de Carmen Lyra: la Asamblea Legislativa de Costa Rica -finalmente- la declaró Benemérita de la Patria.

Verónica Jiménez
vjimenez@redcultura.com

 

Carmen Lyra vive entre nosotros de muchas maneras.

 

Para unos, vive en las billeteras como rostro del billete de ¢20000 con una leyenda apenas visibles.

 

Para otros, vive en el recuerdo de las historias de Tío Conejo y Tío Coyote, aunque no sean capaz de ponerle un rostro a la autora de esas narraciones.

 

Para algunos, es un emblema de la literatura infantil costarricense, con sus "Cuentos de Mi Tía Panchita". Tal vez un poco más allá, un emblema de la literatura costarricense con su inmersión en la modernidad a través de sus múltiples textos.

 

Para muchos, es un símbolo de la lucha feminista. O una representante de la intelectualidad costarricense de inicios del siglo pasado. O una luchadora por los derechos de los trabajadores. O una militante comunista. O una pionera de la educación.

 

Una más de las mujeres a quienes el reconocimiento les llega más tarde que pronto. O una exiliada más.

 

Todas esas Carmen Lyra son una misma: María Isabel Carvajal, quien este 26 de abril le agrega una faceta nueva a su estandarte histórico: Benemérita de la Patria.

 

Largo camino hacia el Benemeritazgo

 

No hay duda de que María Isabel Carvajal -conocida como Carmen Lyra- merecía un puesto junto a los otros 68 Beneméritos (as) de la Patria.

 

Su camino oficial más reciente comenzó en el año 2012, cuando el diputado Claudio Monge (Partido Acción Ciudadana) propuso el proyecto de ley 18491 para declarar benemérita a este personaje nacional.

 

Este 26 de abril fue -finalmente- declarada Benemérita de la Patria, a través de una votación secreta en el Plenario de la Asamblea Legislativa, en donde los diputados y diputadas emitieron sus votos por medio de bolas blancas y negras, las primeras para decir sí y las segundas no.

 

Carmen Lyra ya había sido declarada Benemérita de la Cultura en el año 1976.

 

Mujer de muchas facetas

 

María Isabel Carvajal nació en 1887. Su nombre completo es  María Isabel de la Trinidad Carvajal aunque en sus primeros años la llamaban María Isabel Quesada pues usaba el apellido de su padrastro.

 

Fue profesora de la Escuela Normal y en el campo de la educación introdujo el método Montessori a la educación preescolar pública, además de incorporar el concepto de comedor público.

 

Toda su vida la dedicó a la lucha por una sociedad más justa, incorporándose y colaborando con los movimientos obreros y el Partido Comunista. Su primera vocación fue como monja cuidando enfermos en el Hospital San Juan de Dios.

 

Es reconocida por ser la autora de obras como “En una silla de ruedas” y “Cuentos de mi Tía Panchita”, importantes textos dentro de la educación literaria costarricense. 

 

Además, tuvo una importante injerencia en la vida política de su época. Es esa militancia política, después de la Guerra Civil del 48, la que la lleva a exiliarse a México. Ahí murió, contrario a sus deseos de terminar sus días en Costa Rica. 
 

Ser Benemérito

 

La palabra "benemérito" significa, de acuerdo con la Real Academia Española, "digno de galardón".

 

"Benemérito de la Patria" es un reconocimiento que otorga la Asamblea Legislativa a ciudadanos y ciudadanos destacados que consideran deben ser reconocidos por la Patria (como un todo).

 

La lista de beneméritos y beneméritas en Costa Rica incluye 69 nombres, y solo cinco son de mujeres: Ángela Acuña, Emma Gamboa, Pancha Carrasco y  Emilia Solórzano.