“Hagamos Yunta”: arte, diseño y artesanía celebran la tradición tica del boyeo
16/11/2015

Un certamen organizado por el Centro de Patrimonio del Ministerio de Cultura y Juventud puso a artistas a reinventar la tradicional imagen del boyeo. Conozca las hermosas obras ganadoras.

Gonzalo A. Vargas Ulate.

Colaborador RedCultura

 

El Centro de Patrimonio del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ) realizó este año la primera edición del certamen ¡Hagamos Yunta! Expresiones Creativas de la Tradición del Boyeo y la Carreta.

 

El certamen se creó para que artistas de diferentes disciplinas pudiesen apropiarse del tema tradicional relacionado al boyeo y la carreta. Con esto es posible dinamizar y difundir una de las expresiones más reconocidas del patrimonio cultural costarricense por medio de una nueva propuesta estética.

 

Cada dos años el Centro de Patrimonio del MCJ organiza un Certamen de Artesanías. En esta ocasión se eligió esta temática para celebrar los diez años desde que la UNESCO proclamara como Patrimonio de la Humanidad a la tradición del boyeo y carreta costarricense.

 

Al certamen entraron más de 100 obras a concursar, se seleccionaron sesenta y siete obras, de las cuales se eligieron seis ganadores y hubo dos menciones honoríficas. Las obras participantes se encuentran divididas en tres grandes categorías: diseño, arte y artesanía.

 

Todas las obras participantes están expuestas al público en el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, ubicado en la Avenida Central entre calles 1ª y 3ª frente a la Librería Lehmann,  hasta el próximo 27 de noviembre en el horario de 8 a.m. a  4 p.m.

 

Los ganadores

 

Dé un vistazo a las obras ganadoras del certamen en las diferentes categorías:

 

Tradición boyera

 

La UNESCO, que es la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura, declaró a la tradición costarricense del boyeo y las carretas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en 2005.

 

Según la organización, esta declaración responde al gran peso cultural que tuvo, y aún preserva, esta tradición dentro del pueblo de Costa Rica.  Se consideró también la forma en la que esta expresión cultural pasó de ser un medio de subsistencia a transformarse en una rica y pintoresca manifestación del arte criollo.

Hoy en agenda