RedCultura.comMarea - Dorelia Barahona
« LA RIQUEZALISTA DE MILAGROS »

VIDA DE ARTISTAS

Permalink 21.05.07 04:57 , Categorías: Marea

Hoy ms que nunca la sociedad costarricense necesita de las mentes creativas. Personas que tienen, muchos, desde la infancia, el llamado de la inteligencia paralela, la inteligencia cualitativa, artstica, propositiva, totalmente singular y sin ms afn que el producir metforas para lograr mundos mejores.

Esas personas algunos las llaman artistas, (art, hacer) hacedores,
trabajadores, emprendedores de lo simblico. Creadores, pensadores,
intelectuales, no importa cual sea la especialidad: la msica, la historia, la danza, el teatro, la pintura, la filosofa, la narrativa, la poesa, el canto. Lo importante es que sus mentes creativas caminen por encima del consumo, la rutina meditica del estatequedito, de las propias vanidades personales y del xito.

No es cualquiera el que toma la decisin del camino del arte a sabiendas que es un camino pobre en dinero, pobre en legitimacin social, pobre en solidaridad poltica y de estatus y que muchas veces causa rupturas familiares, personales imposibles de subsanar.

Pero a pesar de todo esto, del dolor que causa la extraeza, el desprecio, la utilizacin que muchos hacen del genio creativo para sus propios beneficios pblicos( generalmente el poltico se beneficia del artista para su propia imagen teniendo que haber x artista legitimando x poltica)y privados, llegando a desechar una vez satisfecha la demanda a el genio que les dio vida, materia genuina con que satisfacerse, hasta el hecho mismo de
ver morir a muchos artistas suicidados o en la indigencia, sin el amparo de una pensin, de un servicio de salud mnimo.

A pesar de todo esto, repito, la sociedad necesita de los artistas para evolucionar, para poner el dedo en la llaga de sus propios vicios, para estimular el cambio, para proponer ajustes, para provocar a sus dormidos habitantes. Son las mentes creativas las que empujan al resto para que, al calor de los aos, se gesten nuevas formas, nuevos modelos de vida en sociedad.

Gran paradoja! No se legitima al artista por parte de lo ms tradicional de la sociedad, pero esta misma lo drena hasta saciarse, temiendo quiz que despierte su propio espritu artstico, sin preocuparse por saber que pasar despus con lo que queda.

Amor y odio, miedo y admiracin, represin y control, envidia y terror. Es parte de la relacin del artista con la sociedad. Los que son legitimados y tienen xito sencillamente representan o se acoplan a los intereses del grupo dominante. El resto a seguir el camino solitario del arte como espejo provocador, a sabiendas de que nadie agradecer la flor que fue pintada, la noche que fue descrita, la soledad que fue cantada, ms all de la plaza pblica. Fuera de ella el camino en Costa Rica para las mentes creativas sigue siendo solitario y desamparado.

6 comentarios

Comentario De: Esteban Chinchilla [Visitante] Email
le di una primera leda al texto! de pronto parece sencillo, pero qu va... me quedo unos das pensando. Luego vuelvo...

Saludos.
23.05.07 @ 03:39
Comentario De: Fabian [Visitante] Email
Muy tuanis, sinceramente es dificil encontrar gente que piense asi, pues ahora todo se basa en vivir una vida light basada en la superficialidad y en el consumismo y en el que las artes no son importantes, pues la gente esta muy ocupada trabajando como maquinitas haciendo dinero.
25.05.07 @ 16:25
Comentario De: Melvin Mndez [Visitante] Email
Dorelia siempre atinada, potica y directa, es un gusto leerte y compartir lo que penss. Nosotros los artistas te lo agradecemos!!!
31.05.07 @ 14:59
Comentario De: Julio Juarez [Visitante] Email
me parece excelente y mas preciso y precioso no puede ser esta descripcion a cerca de la vida del artista, como decia un escritor que no recuerdo ene stes momento : si te haces escritor no pienses que vas a conseguir dinero ni fama, es una profesion muy sufrida y subvalorada que deberia empezar a cambir primero por conscientizar a la gente d elo importante del arte, de la cultura, que cambien esa forma de pensar, de que ven por debajo del hombre al artista, cuando debe de estar en el sitio que la sociedad le niega .
18.06.07 @ 12:46
Comentario De: Marco L. Mndez [Visitante] Email
Yolanda Oreamuno deca (si no me equivoco en los datos) que en nuestro pas si un artista deseaba conseguir reconocimiento, este deba morirse. A mi corta edad, creo que esa puede ser una de las razones por las cuales personas como yo, al tener en un inicio la falsa idea del reconocimiento fcil (independientemente del rea que se desempee) no optemos por mostrar lo que hacemos; Sea por miedo a la crtica o al fracaso econmico. El comentario es exacto en afirmar de quien elija por un estilo de vida ligado a las artes, estar privado de muchos lujos; el artista es parte esencial de la sociedad, an cuando esta lo deja de lado; que por consecuencia nos ayude a enriquecernos ntegramente como personas.

Personalmente no me considero algo cercano a un artista, aunque mis aficiones o pasatiempos estn relacionados con la cultura. Talvez me vea demasiado introvertido, como para participar en entusiastas talleres o grupos alternativos. Careciendo de un fuerte el deseo de expresin y por optar un estilo de vida algo sedentario o llenos de dudas.

Si fuera de los que ponen pretextos por todo, culpara (como de seguro les sucede muchos) a una calcada rutina, rodeada con gente ordinaria que no sabe hablar ms que de telenovelas, ftbol, artculos amarillistas de los medios y todo ese rosario de vanidades ya conocidos. Y como es normal, todos esos aspectos negativos llegan enterrar las destrezas artsticas existentes en las personas; sumindonos en el opio de la conformidad.

No obstante, pese a todo ese pesimismo que conlleva, opino que la monotona de la sociedad (con todos sus conflictos y contrariedades) es la fuente de inspiracin del artista. Porque ayuda a ensear al mundo con ojos diferentes. Un peor castigo es comportarse como si nada pasara, cuando hay nocin de que una ignorancia venenosa, nos va carcomiendo poco a poco hasta convertirnos en personas muertas en mente y espritu.
24.06.07 @ 09:44
Comentario De: joaquin [Visitante]
Aqui existe o un error bsico o desinformacin: pensar que Miles Davis, Pablo Neruda, Ingmar Bergman, Alicia Alonso u Octavio Paz fueron legitimados por que representaban o se acoplaban a los intereses del " grupo dominante", es de una simpleza alarmante.Es seguir con la nocin de que para ser buen artista hay que morirse en el anonimato y la bancarrota.Cierto es que hay artistas extraordinarios que tienen ese destino, pero tambien hay millares de artistas malos que no triunfan.Y artistas excelsos que si lo logran.Y artistas mediocres que triunfan...es decir, no existe hoy por hoy una regla, como parece asegurar la autora de este artculo, para explicar el xito de un artista o una artista. Reducir el xito en el arte a este argumento trasnochado, me parece excesivamente simplista y por que no, desmerecedor del xito de gente que ha logrado triunfar en un campo tan difcil del quehacer humano.
15.02.11 @ 21:47
Septiembre 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 << <   > >>
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  


Dorelia Barahona-Riera
Escritora- filsofa-pintora

Autora de la novelas De qu Manera te olvido, Retrato de Mujer en Terraza, Los Deseos del Mundo, de los libros de cuentos Noche de Bodas y La Seorita Florencia y de los poemarios La Edad del deseo y Fuera del Club. Coordina el Taller de la Palabra.

Buscar

Categorías

Herramientas de usuario

powered by b2evolution free blog software

Real Caribe