RedCultura.comEl Tendedero - Leonardo Sancho
« Dadme señora un término que siga (Soneto del Caballero del Bosque)APOLOGÍA DEL POLLO AL BOMBILLO »

UN ROJO POR UN PECHO

Permalink 05.06.13 08:15 , Categorías: Para ventilar

Con el objetivo de conseguir dinero las estrategias de seducción son muy variadas.

Eso lo saben muy bien la reina Publicidad y el dios Mercadeo: promesas, mentiras, engaños, regalos, premios, fantasías hechas realidad y un largo etcétera donde se juega con las debilidades del público, también llamado consumidor. Mostrar el cuerpo es una de ellas, por supuesto, ni tontos e insensibles que fuéramos.

Algunas campañas de recolección de dinero echan mano de modalidades creativas y estrategias de llamar la atención seductoramente que no viene al caso mencionar en este momento; sin embargo, y sin ánimo de sonar mojigato o conservador, llaman la atención dos aspectos:

En primer lugar el uso que se hace de los signos externos -emblemas de la campaña o de la organización- como las camisetas. Se trata de un símbolo que representa la institución y el objetivo por los cuales se hace la colecta -al cual se le debe guardar cierto respeto, imagino- pero, con tal de llamar la atención, estos emblemas son tijereteados, desgarrados, descosidos, rotos, anudados y un sinfín de formas creativas que rebasan las posibilidades de la alta costura o el diseño de modas. El punto es que el elemento que simboliza la institución equivale a un chuica que se puede romper y transformar, así no más.

El segundo aspecto es que, por más que se haya luchado por equidades, igualdades, conquistado derechos y se haya emancipado del yugo opresor del sistema patriarcal y la mirada opresiva masculina, la publicidad, el mercadeo y las trampas de la seducción siguen jugando con presentar a las personas y sus cuerpos como objetos de deseo con el propósito de llamar la atención, resultar llamativos, atractivos o creativos así que no importa enseñar alguna parte del cuerpo, un pecho, tal vez...

Y, con tal de conseguir algo, nos seguimos prestando al juego del presentar y de mirar el cuerpo como un objeto y de facilitarlo para eso.

No hay opiniones, todavía

Julio 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 << <   > >>
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            


LEONARDO SANCHO DOBLES

En un principio, cuando cursaba la secundaria en el Conservatorio de Castella, había pensado estudiar arquitectura, pero al tener muy malas bases en matemáticas pensó que cualquier construcción se derrumbaría. Luego consideró estudiar artes gráficas y filología; estudió esta última porque no había tantos requisitos para entrar a carrera y porque la literatura —nunca pudo tener afinidad con el área de la lingüística— siempre le pareció un misterio mágico para ejercitar la imaginación, aunque el futuro laboral fuera incierto. Posteriormente se arrepintió de no haber estudiado piano cuando tuvo la oportunidad en la adolescencia, aunque sí estudió diseño gráfico, pero no ejerce.

Más que docente de literatura se considera un promotor de la lectura, particularmente de los textos clásicos —a veces vilipendiados—.

Ahora, en las cercanías de los cuarentas, se ha dado cuenta de que lo que siempre quiso ser era payaso del Cirque du Soleil, es la profesión más difícil del mundo porque a partir de casi nada, de lo mínimo y de lo más sencillo, con el único recurso del gesto y del movimiento, alcanzan llenar todo un escenario y nunca dejan de sorprender al público.

Buscar

Herramientas de usuario

powered by b2evolution free blog software

Real Caribe