RedCultura.comLos Santos Descarriados - Luis Carlos Vásquez
« Balas de plataAlgunas notas sobre Gabriel García Márquez »

Sade. Attaquer le soleil

Permalink 05.02.15 17:37 , Categorías: Santos

“Tout le bonheur des hommes est dans l’imagination”.
Sade

Desde mi adolescencia, especialmente después de haber visto la maravillosa obra de Peter Weiss llamada “Persecución y asesinato de Jean-Paul Marat” más conocida como “Marat/Sade”, dirigida brillantemente por el maestro Santiago García, el personaje de Sade no dejó de llamarme la atención. No sé por qué siempre estamos tentados a tratar de conocer o experimentar lo prohibido o tratar de abrir la Caja de Pandora. Sade es uno de esos escritores con la maldición de lo prohibido. ¿Sabían ustedes que en un país tan culto como Francia, en el cual nació el Marqués de Sade, no es hasta 1958 en que sus escritos pueden ser más accesibles al público en general? Solo algunos cuantos se atrevieron a realizar publicaciones de extractos del Marqués de Sade, como el caso de quien se llama el Papa del surrealismo, Guillaume Apollinaire, en 1903. A finales del siglo XIX solamente algunos ejemplares circularon ilegalmente, pero a partir de 1844, fueron a parar al infierno de la biblioteca nacional, lo que se conoce como “les fameuses cotes Y”. En 1947, un joven apasionado llamado Jean-Jacques Pauvert, redescubrió “L`Histoire de Juliette” y también “Les 120 Journées”; siempre en la clandestinidad y con problemas con el Ministerio Público. Se dice que son épicos estos conflictos en las publicaciones de Sade. En 1958 finalmente se logró una simple prohibición para los jóvenes y se debió al trabajo del abogado Maurice Garçon, que demostró la legitimidad literaria de Sade, contando además con los testimonios de Breton y Cocteau, entre otros. Esta información la tenemos gracias al catálogo de la exposición « Sade. Attaquer le soleil”. He querido poner toda esta información porque por más prohibido que haya estado Sade, despertó el interés de los curadores del Museo de Orsay, para plantear como podemos apreciar tanto en la pintura, en las imágenes de diferentes épocas, hasta llegar al cine, con películas de Buñuel o de Pasolini, para mostrar que de una u otra forma apreciamos el sadismo, el dolor, la crueldad, que forman parte de las mas bellas pinturas y de los más grandes creadores de las artes plásticas. Nunca antes, después de haber visto tantas exposiciones durante muchos años, había visto una tan impresionante, porque despertó en mi una gran sensualidad que no solo me afectó a mi, sino también al amigo que me acompañaba, porque podemos ver desde los extractos cinematográficos de “La edad de oro” (1930) de Luis Buñuel, “El cráneo maléfico” (1965), de Freddie Francis, “De Sade” (1969) de Cy Endfield, “Sade” (2000) de Benoit Jacquot y “Saló” o “Los 120 días de Sodoma” (1975) de Pierre Paolo Pasolini. Obviamente las prohibiciones a la literatura de Sade, se debían también a que era tremendamente blasfemo y además el sadismo lo podía llevar a cometer actos de sangre y asesinatos, pero creo que al mismo tiempo, afectaba a la nobleza reinante pues muchos de sus defectos y perversiones, Sade los supo escribir y eso era realmente, quitarle un biombo o descubrir la falsa moral del momento.

Admiro mucho como los curadores pueden por medio de un hilo, investigar y encontrar en pinturas fabulosas, lo que podríamos llamar una influencia del Marqués, especialmente en muchos casos a mediados y finales del siglo XIX. Podríamos decir que dicha exposición está dividida en diferentes segmentos, mostrando así la obra que podría tener influencias de Sade. Podemos ver al hombre con todos sus excesos, como en el caso de un original de “Justine” o “Las malas horas de la virtud” con sus correspondientes dibujos pornográficos. Es curioso como ahora tenemos tanta facilidad para la pornografía; nos podemos inscribir en canales pornográficos o simplemente ir a un cine donde proyectan películas de ese tipo, pero en la época de Sade solo existían los libros, a los cuales no todo el mundo tenía acceso por supuesto, entonces es cierto que los tiempos cambian, las mentalidades cambian, así como la misma moralidad de la sociedad cambia.

Sade, el mito monstruoso, inspiró en su totalidad esta gran exposición. Podríamos decir que los segmentos de los cuales está conformada la exposición, va de lo moralista a lo inmoral, a la maldición de Dios y a lo blasfemo. Pinturas de finales del siglo XVIII y este segmento se denominaba “La revolución libera las pulsaciones destructoras” y en ella podemos ver frases como “L`insurrection n`est point un état moral; elle doit etre pourtant l`état permanent d`une république” de Sade. Esta parte de la exposición, incluye cuadros de Pierre Demachy, Jean-Baptiste Carpeaux, Eugène Delacroix y hasta Jean-Honoré Fragonard. También tenemos la imagen licenciosa entre la censura y la clandestinidad, donde podemos apreciar un cuadro anónimo de 1790 llamado “Le Planteur d`Hommes” que es un aguafuerte de 28 por 19 centímetros, en el cual una palmera tiene como parte de sus frutos, un montón de inmensos penes, vaginas con alas y un angelito con una enorme verga, se orina encima de unos pequeños bebés que salen de unas vaginitas del fondo de la tierra; y en la cúspide de la palmera, una mujer con cara de perversidad, se introduce un sexo masculino que nace de la planta. Otro de los segmentos que realmente me gustó, fue el denominado “Los simbolistas” o “La alabanza de la perversión” y allí encontramos cuadros de Franz von Stuck, Aubrey Beardsley, Odilon Redon y varios cuadros de mi bien amado Gustave Moreau, especialmente referentes al mito de “Salomé”. Y así, el viaje nos va llevando por grandes artistas, pasando por los surrealistas como Jindrich Styrsky, Hans Bellmer, Max Ernst, André Masson, Jean Benoit y por supuesto Man Ray; y diferentes y tremendas frases de nuestro autor en cuestión, hasta llegar a los antihéroes que producen el fantasma de los cineastas.

No quiero dejar de omitir que esta exposición está montada en un museo que considero uno de los más bellos del mundo, construido en una antigua estación de tren del siglo XIX, el Museo de Orsay.

A continuación, les comparto el link de la exposición:

www.musee-orsay.fr/index.php?id=649&L=1&tx_ttnews[tt_news]=41230&no_cache=1

En este link, podrán encontrar un tráiler publicitario, así como información de la exposición.

Algunos de los segmentos que no he mencionado anteriormente, pero que no quiero que se me escapen, son “El arte exquisito de la blasfemia”, así como “Los bajos fondos del inconsciente”.

Esta exposición de “Sade. Attaquer le soleil” junto con “Spectacular bodies” (The Art and Science of the Human Body from Leonardo to Now), así como “Mélancolie” (génie et folie en Occident) y la de los cartones tipo Story Board, de Kurosawa, son para mí, una de las cuatro exposiciones más interesantes y bellas de finales del siglo XX y principios del XXI.

Antes de terminar, quiero dejarlos con esta frase de Sade: “C`est une chose très différente que d`aimer ou que jouir; la preuve en est qu`on aime tous les jours sans jouir et qu`on jouit encore plus souvent sans aimer”; frase que considero, es muy aplicable a nuestra sociedad de principios del siglo XXI.

Ha sido un placer haber estado una vez más con ustedes, compartiendo mis ideas y mis sentimientos ante la gran belleza de la pintura.

París, invierno 2014-2015.

No hay opiniones, todavía

Junio 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 << <   > >>
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

Luis Carlos Vásquez

Director escénico, más de 75 montajes en teatro, ópera y danza. Premios Nacionales en Dirección 1996 y Escenografía 2004. Diseñador de Producción para cine y Cine Publicitario. Ha representado a Costa Rica en los Festivales Internacionales de Teatro en Guanajuato, Caracas, Bogotá y Córdoba.

Catedrático de la Universidad Nacional. Ha sido Profesor de la Escuela de Cine de la U Veritas en Historia del Traje y Vestuario.

Sus espectáculos se han presentado en nueve países de América Latina entre los que se encuentran Centroamérica, Panamá, México, Puerto Rico, Venezuela, Colombia, Argentina y Brazil. Sus últimos montajes son ¨Salomé¨ de Oscar Wilde, ¨Los Bosques de Nyx¨ de Javier Tomeo,“Villanueva de la Boca del Monte con la Municipalidad de San José y "La Fábula del Bosque", ópera contemporánea producida por la Universidad Nacional.

Ha sido director de casting para la Probovis de Berlín, la Fox Children’s Network y Wolfcrest Entertaiment, la TV Suiza y para la Nordisk Production de Dinamarca. Su última participación en cine fue como integrante de la sección de vestuario de la película ¨Quantum of Solance¨, de Pinewood Studios.

Buscar

Categorías

Herramientas de usuario

powered by b2evolution free blog software

Real Caribe