RedCultura.comEl Tendedero - Leonardo Sancho
« UNIVERSIDAD GLOBALAPOLOGIA DEL TACACO »

LEY SECA

Permalink 29.03.07 04:45 , Categorías: Para ventilar

Siempre he creído que esto de la Ley Seca que se avecina en la próxima Semana Santa —como ha ocurrido desde siempre en nuestro país— corresponde a un engaño ideológico tramado hace más de un siglo; un engaño ideológico que también tiene que ver directamente con la construcción de las identidades costarricenses, algo parecido al hecho de que los ticos nos vemos y nos creemos los menos mestizos de los centroamericanos y estamos seguros de que seguimos siendo “La Suiza Centroamericana” —nada más falaz y ajeno a nuestra realidad que esto.

Me explico.

Aunque se prohíba la venta de licor durante la Semana Santa —porque el consumo definitivamente no se puede regular— todos sabemos que no significa que los costarricenses vamos a ser más devotos y vamos a ofrecerle más sacrificios al Creador; ni que vamos a ir a más procesiones locales y vamos a dejar la fiesta y mucho menos que no vamos a ir a las vacaciones y dejar de abarrotar y ensuciar las playas.

También es absurda la otra Ley Seca, que rige cada cuatro años durante las elecciones presidenciales, que se supone se instauró para evitar grescas políticas; eso quedó para los “borrachines” que adornan las “Concherías” de Aquileo y otros ejemplos y “cuadros” de nuestra literatura “costumbrista” con la que se inaugura la imagen del tico —imagen que además corresponde a construcciones ideológicas y de poder mediante la cual se funda la “identidad” nacional.

La prohibición de la venta de licor —como todas las prohibiciones— siempre ha sido un juego de poder político y económico; es un juego entre los intereses hegemónicos de los monopolios y los de los otros, llámense FANAL y los fabricantes de guaro de “contrabando” o la famosa “cususa” de hace más de setenta años. Ahora son otros actores diferentes a los de hace décadas, pero siempre corresponden a los mismos grupos, los estruendos de los frentes fríos, vuelos de las águilas, megabares (ruido, ruido, ruido, consumo, consumo, consumo) —con silicona y anoréxica incluida a la entrada—y los expendedores. Esto es un secreto a voces, todos lo sabemos pero preferimos hacernos los desentendidos ya que nunca se consume más alcohol que cuando hay Ley Seca; los ticos nos agolpamos en los supermercados, licoreras, pulperías —y otros lugares donde se consigue 300% más caro durante la prohibición— cual si se tratara de aprovisionarnos de víveres ante la hecatombe nuclear o el Apocalipsis universal.

La Ley Seca de la Semana Santa es otro producto de consumo más como las sardinas, el bacalao, la miel de chiverre y las escapaditas a la playa que corresponden a otras leyes, la de la oferta y la demanda y los ruidos de la mercadotecnia.

No nos auto engañemos.

Porque se prohíba el consumo de alcohol durante la Ley Seca no van a disminuir los accidentes de tránsito por ebriedad y mucho menos los casos de violencia doméstica. El problema está en otra parte, así como el frío no está en las cobijas.

En fin…

¡Feliz Semana Santa!

1 comentario

Comentario De: Amanda Quesada [Visitante]
Estoy totalmente de acuerdo con usted. Me atrevo a decir que el consumo de alcohol más bien aumenta cuando hay ley seca. Hay una tendencia a desesperarse por el hecho de pensar que no haya guaro disponible, entonces es común ver días antes a Semana Santa, a las personas en los súpermercados, con los carritos llenos de cerveza previniendo "la escasez del alcohol" (es parecido a cuando van a subir la gasolina). Así que opino lo mismo, esta ley no disminuye para nada los accidentes, ni la violencia, el consumo de alcohol es el mismo o hasta mayor.
31.03.07 @ 14:47
Julio 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 << <   > >>
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            


LEONARDO SANCHO DOBLES

En un principio, cuando cursaba la secundaria en el Conservatorio de Castella, había pensado estudiar arquitectura, pero al tener muy malas bases en matemáticas pensó que cualquier construcción se derrumbaría. Luego consideró estudiar artes gráficas y filología; estudió esta última porque no había tantos requisitos para entrar a carrera y porque la literatura —nunca pudo tener afinidad con el área de la lingüística— siempre le pareció un misterio mágico para ejercitar la imaginación, aunque el futuro laboral fuera incierto. Posteriormente se arrepintió de no haber estudiado piano cuando tuvo la oportunidad en la adolescencia, aunque sí estudió diseño gráfico, pero no ejerce.

Más que docente de literatura se considera un promotor de la lectura, particularmente de los textos clásicos —a veces vilipendiados—.

Ahora, en las cercanías de los cuarentas, se ha dado cuenta de que lo que siempre quiso ser era payaso del Cirque du Soleil, es la profesión más difícil del mundo porque a partir de casi nada, de lo mínimo y de lo más sencillo, con el único recurso del gesto y del movimiento, alcanzan llenar todo un escenario y nunca dejan de sorprender al público.

Buscar

Herramientas de usuario

powered by b2evolution free blog software

Real Caribe