RedCultura.comVox Populi
« EL FUTURO DEL FIAPolítica, estrategia y entropía: ¿A dónde queremos que nos dirijan? »

Crónica de un artista en el FIAsco2015

Permalink 29.04.15 14:59 , Categorías: Crónicas

Por Doniphan Molina

La rutina de un martes. Día feo y bastardo. No es lunes para odiarlo ni viernes para amarlo. Levantarse temprano. Negociar con la ducha fría. Desayunar en carrera y enfrentar al tráfico, la platina endemoniada, el peaje ridículo de la General Cañas, el calor de Alajuela. Aún así amo mi trabajo, el que me dá de comer. Pero el que más amo es que haré un poco más tarde, cuando me reúna con mis compañeros artistas a ensayar. Somos un grupo de flamenco en un país que poco a poco está apreciando mejor este arte.

La rutina de un martes, difícil de digerir. Sin embargo, fue agradablemente modificada por un simple correo electrónico:

“ ...le envío un agradecimiento por su participación en la convocatoria de propuestas para formar parte del Festival Internacional de las Artes 2015, que se llevará a cabo a partir del día 23 de abril hasta el 3 de mayo del presente año en las comunidades de Aserrí, Acosta, Alajuelita y le informo que su propuesta fue incluida en el programa de actividades de este festival. Posteriormente le estaremos indicando la fecha y hora de su presentación.”

La noticia para mis compañeros por la tarde cayó como el cafecito de mi madre cuando llegaba del colegio. No podíamos estar más felices en la salita de la casa de nuestro cantaor, donde ponemos una tablita en el piso para “zapatiarsh”. Aunque ya habíamos participado dos veces, el FIA significa cada año una mejoría en la cultura, en nuestras habilidades como artistas, en la línea de nuestro curriculum que dice “Participación en FIA 2015” y que orgullosamente lo incluímos sin dudarlo.

Así pues, nos pusimos manos y pies a la obra en el espectáculo que con cariño llevamos humildemente al FIA. Triplicamos ensayos, sacrificamos tiempo con nuestras familias, invertimos en mucho mucho café de máquina y chocolate caliente para nuestro cantaor, que por alguna extraña razón no toma café (no me explico como alguien no toma café), y por supuesto nos dispusimos a estar en el último mes a dormir poco, pues los ensayos se extendían hasta tarde.

Una semana después me llamó una mujer de intensa personalidad que en cinco minutos me informó que nos iban a dar dos funciones, en el Parque La Libertad y en el Teatro Municipal de Desamparados. Cosa que nos alegró mucho más, pues en ediciones anteriores sólo habíamos participado al aire libre.

Las fechas de función se acercaban y las ojeras y el stress de mejorar cada vez más el show crecían. También crecían los rumores de que algo andaba mal en la organización. Mis compañeros me preguntaban, y yo desmentía. Yo estaba tranquilo. El FIA siempre ha salido bien. Es de lo mejor organizado que tiene el país. Tranquilidad. Las noticias se hacían oficiales. Salían en medios digitales y ya no en redes sociales. Ya habían “jashtags” feos que la gente seguía. Uno que otro “postiaba” en grupos de teatro y de danza que el FIA estaba a punto de colapsar. Pero yo seguía creyendo ciegamente que eran puros rumores.

Dos días antes de nuestra primera función, se me ocurrió llamar al bendito alto supremo poder la de cultura del país y preguntar por la señora intensa. “Ya no trabaja para el FIA” fué la respuesta. Silencio en el teléfono. “Señor, ¿está ahí? ¿le puedo ayudar en algo?”. - Esteeee, si disculpe, ya vuelvo a llamar”.

A partir de ahí, todo se vino desplomando exponencialmente. Ministra, productor, viceministros, regentes, todos ellos salían en medios dando noticias, generalmente del tipo “todo está mal, pero estamos buscando solución”. Yo trataba de maquillar un poco las respuestas a las preguntas en los ensayos del grupo. La cosa es que traté de pensar que todo se iba a solucionar antes de la inauguración. Incorrecto. Un día antes, la empresa de luces dice NO, y el FIA se descalabra. Nada que hacer. Seguimos ensayando como si nada hubiera pasado. Hasta que no nos llamen a cancelar, nada pasa.

Tres días después de la inauguración estabamos despertando a las 7 a.m. Teníamos función en el Parque La Libertad a las 11a.m. Echamos la escenografía, vestuarios, zapatos y café en la buseta del grupo. Vamonós para Patarrá. Nos costó encontrar el Parque La Libertad, le pasamos enfrente dos veces. No tenía ni un solo rótulo ni logo del FIA2015. No puedo evitar comparar el momento cuando llegamos a una película zombie. Un enorme complejo, un parqueo vacío, no se veía un alma caminando. Buscamos el auditorio y un amable director del complejo nos abrió la gran puerta de estilo post-modernista. El lugar es precioso. Magnífico escenario. Magnífico sonido. Bellas luces que nos devolvían por un momento la fé en las autoridades de la cultura del país. Afuera seguí el caos organizacional. Descubrimos que ya no había regentes, sino que ahora el dirigente de planta del Auditorio había tomado las riendas del asunto, y gracias a él todo salía porque salía. El chivo salió muy bien gracias al personal del lugar, y no a la producción del FIA. El año pasado nos tenían una mesita con frutas, agua, galletas y café. Este año, llenamos nuestras botellas usadas en el tubo del baño. Nada pasa. Estamos acostumbrados a dormir en el piso al calor de Guanacaste para llevar cultura a los pueblos apartados. En este país, para ser artista, hay que ser todo terreno. Contra todas las expectativas, 100 personas llegaron a ese apartado lugar para disfrutar de nuestro espectáculo.

Al día siguiente, un nuevo reto. Lunes a las 6 p.m. nadie va al teatro. Sin embargo, echamos de nuevo todo a la buseta y vamonós para Desampa. El Teatro Municipal La Villa nos recibe nuevamente como una película zombie. La frase del promotor de cultura de Desamparados al llegar: “somos los únicos vivos, Acosta, Alajuelita y Aserrí ya cayeron” me sumergió más en la metáfora. Nos pusimos manos a la obra en la escenografía. Nuestro guitarrista de repente me dijo: “voy a ir al parque a invitar a la gente”. Todos quedamos en silencio. Salí a romperlo con un: “espéreme maestro, yo voy con usted”. En hora pico la gente tomaba buses, corría de un lado a otro, se amontonaba en las paradas, salían en bandadas cuando cerraban las tiendas. El parque de Desamparados es realmente activo a esas horas. A todo el que nos encontrabamos le decíamos: “vamos a tener función aquí en el teatro como parte del FIA, es gratuito, lo invitamos a entrar”. Las reacciones fueron muy diversas. La mayoría muy favorables. Otras muy extrañas. Un señor no me volvió a ver para nada, creo que pensó que le estaba pidiendo plata. Una señora pensó que la iba a asaltar e hizo el intento de correr. Un grupo de borrachillos empezaron a contarme la historia del parque de Desampa. Unas muchachas se asustaron y se pusieron a reír. La policía municipal me veía con ojos de desprecio. No me malinterpreten, ya me había puesto el vestuario que es bastante elegante, no andaba tan andrajoso como usualmente. En fin, al empezar la función, pude ver entre el público mucha gente que había invitado en el parque. Por supuesto no a la parejilla que se estaban besando y no pararon y no pude invitarlos nunca.

Al terminar la función, recogíamos la escenografía, y llegó el Director del Teatro con la noticia de que se había cancelado todo el resto de espectáculos grandes que quedaban para el fin de semana. Descalabro total. Al menos aguantamos. 


2 comentarios

Comentario De: cynthia saenz [Visitante]
"En este país, para ser artista, hay que ser todo terreno" excelente!!!.
29.04.15 @ 15:20
Comentario De: Eve [Visitante]
¡Dios mio! la misma historia de terror!
29.04.15 @ 16:59
Abril 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 << <   > >>
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Este blog tiene muchas caras. Es suyo y de todos los lectores de RedCultura.

Acá puede publicar lo que quiera: una reseña de algún concierto o exposición, de alguna película o libro, algo que le molesta, que le gusta, algo que piensa.

Si quiere publicar algo, sólo tiene que mandarnos un mail a info@redcultura.com con su artículo y nosotros lo ponemos en línea.

La mesa está puesta, usted se encarga de servirla. Provecho!

Buscar

Herramientas de usuario

powered by b2evolution free blog software

Real Caribe