RedCultura.comEl Tendedero - Leonardo Sancho
« Un soneto aparecido por ahí¿QUÉ PASÓ CON MERRICRISMAS? »

APOLOGÍA DE LO QUE SE VA (A Carmen Naranjo, In memoriam)

Permalink 08.01.12 18:55 , Categorías: Para ventilar

Podría tratarse de una suerte de exorcismo o como se llame.
La verdad es que la reciente partida de Carmen Naranjo, me ha hecho reflexionar sobre algunas cosas y, también, me ha hecho recordar algunas anécdotas de las oportunidades en que me correspondió coincidir con ella.
A mi querida Doriam Díaz se la describí como una mujer “GRANDE”, en efecto, gran promotora cultural, gran escritora, de personalidad grande, su poemario Oficio de oficios me parece su obra cumbre…
Y… La verdad, marcó mi vida desde la infancia.
Llegó a nuestras vidas por allá de 1976, entonces Ministra de Cultura, se acercó a la familia por la amistad con Elizabeth Odio y porque le había llamado poderosamente la creatividad de mi padre, cuando comenzaba a hacerse camino en el arduo oficio de la escultura.
Para aquel entonces dejó el Ministerio de Cultura por las razones ya conocidas y emprendió un proyecto —junto con Elizabeth, mi padre y Marisel Jiménez, además de mi madre, Diana Ávila y Haydee de Lev— de hacer una película. La película se llegó a llamar “Apología de lo que se va”, se filmó, se proyectó una sola vez en mi casa de infancia y nunca más volvimos a saber de ella. Sobre la producción y el montaje hay muchísimas anécdotas que contar, pero eso es para otro momento.
Con los años —y más por insistencia mía que otra cosa, que hasta podría tildar de majadería u obsesión— comencé a atormentar a mi padre con preguntas sobre el destino de la película; llamé por teléfono a Marisel a Segovia y la hice revolcar sus papeles y su vida —como me lo prometió cuando estuviera en el país—; le consulté a Elizabeth y a Diana pero nadie supo dar con las cintas.
Al tiempo, hace casi tres años junto con mi padre, tuve la oportunidad de visitar a Carmen en su retiro espiritural-intelectual-moral de su finca “Olo” —con la grata y siempre cariñosa compañía de Vicky Borloz, también apareció por ahí Maritza Castro— le comenté sobre el proyecto del pasado y le llevé los guiones —que ha sido lo único que he podido recuperar porque mi padre los tenía por ahí traspapelados en su oficina— pero en esa oportunidad no se acordaba de eso. Pasamos una tarde hermosa, eso sí y me regaló una piedrita pintada por ella. Fue la última vez que tuve ocasión de verla y creo que mi padre también, quien me confesó hace poco que también marcó su vida como artista.
En mis manos tengo el guión mecanografiado por ella, y otras versiones que posteriormente se hicieron sobre la marcha, pero no han aparecido las cintas.
En un principio podría pensar que la película trata sobre el oficio de mi padre con la escultura en chatarra, pero pienso que el guión va muchísimo más allá y puedo recordar el producto completo con imágenes y sonido que así me lo confirman: calles con multitudes, mataderos de reses, cementerios, fuego de soldadura, un niño desnudo jugando en la playa...
En el fondo, la película me parece que es una profunda reflexión sobre la conciencia de quienes se aventuran en el camino del arte.
Como no tengo las cintas —pero sí los guiones— y como un homenaje a esta gran mujer que abandonó la vida terrena, comparto lo que en el guión corresponde a la “voz en off” para quienes todavía siguen este espacio juzguen si estoy en lo cierto.

APOLOGÍA DE LO QUE SE VA (Voz en off)

Desde la antigüedad se dice que todo tiene un tiempo, un lugar, una oportunidad.
Medidas las cosas, bajo el puntero inexorable de Dios o del destino, todo se acaba.
Lo demás es vanidad, correr tras el viento.
El instante es eternidad, el hombre lo aprendió en su fuga.
El hombre juega con el infinito, desde que nace. Es el desafío del arte.
Bajo el signo de nacer y morir, en el pestañeo del tiempo, se alcanza una estrella, que puede ser el giro de una gaviota.
Y hay algo eterno sobre los seres y las cosas. Es la transformación misma del ser y estar, que quizás sea el arte.
Se juega siempre, incluso con lo solemne.
El trabajo es el juego organizado.
Y del trabajo surge el arte, como si se tejiera en el ajedrez de la mente o si se sembrara, simultáneamente, en el surtidor de la memoria.
Pero todo se acaba en la fábula real del ciclón, del terremoto, del uso y del tiempo.
La resistencia es un encuentro de debilidades, en el punto mismo de sus fortalezas.
Y siempre al borde, en el momento de lanzarse al vacío o a la danza.
Agoniza el día, todo agoniza, el sueño de la noche, en el sueño eterno de un mañana.
El amanecer no se describe, ni se pinta, se vive.

CARMEN NARANJO

4 comentarios

Comentario De: Diana Avila [Visitante]
Me maravilla ese poema, gracias Leonardo. Es una reflexión honda, pareciera que sobre el arte de vivir y de morir pero seguro que es mucho más. Como siempre fue más Carmen Naranjo. Naranjo es una palabra mágica, igual que ella, a quien siempre recordaré jugando.
17.01.12 @ 09:52
Comentario De: leo [Miembro] Email
Gracias, Diana, querida... Vos sos parte de esta historia, por ahí fue cuando te conocí y estoy seguro de que supiste absorber esa magia lúdica de Carmen. Gracias por el comentario, un besote.
17.01.12 @ 18:56
Comentario De: Norland [Visitante] Email
Exc relfexión, gracias x este maravillo aporte.
08.02.12 @ 22:08
Comentario De: Natalia Dobles [Visitante]
Filosofía...eso era además ella, y una adelantada...(de aquellas las mujeres que te apasionan), y gracias Leonardo por llevarme a aquel entrañable tiempo (sin tiempo y de destiempo...pero del que nos queda en el alma). ¿Oímos su voz? Yo sí y el recuerdo lúdico de las grabaciones con aqeulla música del Moldava...y las risas dentro del trabajo creativo...los comentarios y aquel goce goce de la vida. Me alegra que te haya marcado desde tu infancia. Un beso, Natalia
03.04.12 @ 13:35
Julio 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 << <   > >>
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            


LEONARDO SANCHO DOBLES

En un principio, cuando cursaba la secundaria en el Conservatorio de Castella, había pensado estudiar arquitectura, pero al tener muy malas bases en matemáticas pensó que cualquier construcción se derrumbaría. Luego consideró estudiar artes gráficas y filología; estudió esta última porque no había tantos requisitos para entrar a carrera y porque la literatura —nunca pudo tener afinidad con el área de la lingüística— siempre le pareció un misterio mágico para ejercitar la imaginación, aunque el futuro laboral fuera incierto. Posteriormente se arrepintió de no haber estudiado piano cuando tuvo la oportunidad en la adolescencia, aunque sí estudió diseño gráfico, pero no ejerce.

Más que docente de literatura se considera un promotor de la lectura, particularmente de los textos clásicos —a veces vilipendiados—.

Ahora, en las cercanías de los cuarentas, se ha dado cuenta de que lo que siempre quiso ser era payaso del Cirque du Soleil, es la profesión más difícil del mundo porque a partir de casi nada, de lo mínimo y de lo más sencillo, con el único recurso del gesto y del movimiento, alcanzan llenar todo un escenario y nunca dejan de sorprender al público.

Buscar

Herramientas de usuario

powered by b2evolution free blog software

Real Caribe