RedCultura.comEl Arte de la Mentira - Juan Murillo
« Sobre la desaparición de la Asociación de AutoresLa posibilidad de un desierto »

Declaraciones de la jurado Dlia Mcdonald sobre los desiertos en novela y cuento

Permalink 20.01.10 22:32 , Categorías: Noticia

Sobre la declaratoria de desiertos en novela y cuento

Estas son las increibles, contradictorias, confusas declaraciones de la jurado de los premios nacionales de literatura Dlia McDonald, obtenidas por Evelyn Ugalde de Club de Libros.  Quedan como evidencia de la falta de claridad y criterio de los jurados de los premios nacionales.   Mejor les hubieran servido una  justificación bien pensada, puesta por escrito y hecha pública.   Transcribo las declaraciones, dentro de lo que logro entender:

"Llegaron obras de mucha calidad, en primer lugar.  Fue una decisión grupal, porque todos los jurados en eso estuvimos de acuerdo, pues no había obra pues que nos hiciera sentir llamativa; y mucha obra era obra como repetitiva, como que no aportaba nada nuevo, muy violenta, con mucha cosa que no se integraba dentro de lo que estaba pidiendo de los estándares de calidad que el mismo ministerio promueve.  Y muchos autores, inclusive, hubo casos particulares en dónde se veía asi como que no estaba sabiendo que era lo que estaban planteando, que eran lo que querían decir."

"Muchos autores no sabían ni siquiera la diferencia entre una cosa y otra, en primer lugar; en segundo lugar pues no hay un criterio de "seinfinidad" (¿?), que no se estaba haciendo por beneficiar o favorecer a nadie, sino, basicamente, debido a muchos criterios que circulan en internet, en las redes, que dicen inclusive que se dan los premios a gente que no lo amerita.  Evitando también un poco ese problema también se decidió hacer una cosa como muy "try" (¿?) para hacer un proceso que "sea bien hecho" (¿?)"

 

26 comentarios

Comentario De: Guillermo B. [Visitante]
Ah, ya ya, ahora sí quedó clarísimo.
20.01.10 @ 23:13
Comentario De: Alexánder Obando [Visitante]
"pues no había obra pues que nos hiciera sentir llamativa;..."

Yo tampoco he leído algo que me haga sentir "llamativa".

Au revoir premios nacionales.
21.01.10 @ 00:56
Comentario De: Warren/Literófilo [Visitante]
Al igual que su blog y su literatura no sabe lo que dice, puro Cantinflas está.
21.01.10 @ 01:10
Qué es esa vara... qué miedo por todos los diablos...
21.01.10 @ 03:40
Comentario De: Juan [Miembro] Email
¿Cómo, si habían obras de mucha calidad, no se otorgó el premio? ¿Cuál es ese estándar paralelo e ilegal que promueve el Ministerio para evaluar las obras?

La via más rápida para curar a un enfermo es matarlo, ergo: Para que el premio no se lo lleve alguien que no lo amerita lo mejor es dejarlo desierto, porque, pobrecitos los jurados, ellos no saben cual es la mejor obra. Con este tipo de genios al volante lo mejor sería quitar el premio y olvidarse de todo esto.
21.01.10 @ 08:30
Perdón, pero ustedes no entienden nada de nada. Si todo quedó ya claro. De mi parte, me disculpo por haber dudado del jurado y sus sólidos criterios, pero con la diligente transcricpión de Juan (vaya valor el tuyo traducir semejante galimatías) ya estoy tranquilo.

Ya sabe todo el mundo: enviar obras que hagan que el jurado se sienta llamativo, sin violencia y que se ajusten a los estándares que promovue el Ministerio (los cuales nadie conoce porque al menos en papel no existen).

En fin, una mierda, y los escritores de este país estamos todos equivocados. Por suerte, los jurados nos iluminan con su sabiduría salomónica (en la versión de Chespirito).

Saludos
21.01.10 @ 08:47
Comentario De: Luissiana Naranjo [Visitante]
Con razóoooooooooooon, alabado sea el vudú y sus agujas. Ya he probado sus aniquilaciones e interpretaciones de lo que es literatura. En fin, todo me fue aclarado. Con la vara que has medido serás medido!!
21.01.10 @ 11:40
Comentario De: Alma Aguilar [Visitante]
Esa declaración me parece sencillamente patética. Los miembros de un jurado de literatura deben ser capaces de argumentar una decisión con base en un análisis serio de los componentes básicos textuales. La cuidadosa y original elaboración de los mismos da cuenta de la calidad de una obra. No es posible que el impresionismo hueco ocupe semejante lugar. A menos que...
21.01.10 @ 11:58
Comentario De: tetrabrik [Visitante]
la pregunta qué sigue después de ver estos manotazos de ahogado es esta: quién elige a los jurados. no pregunto con sarcasmo ni con resignación. pregunto directamente: quién elige a los jurados?

otra cosa, la sintaxis es un reflejo del pensamiento.
21.01.10 @ 12:14
Comentario De: Juan [Miembro] Email
Los jurados se eligen así:

Representante de la Asociación de Autores: propuesto directamente por el apoderado legal de la Asociación, en este caso Dlia Mcdonald propuesta por Claudio Monge, notorio por el premio de novela, de poesía y la declaratoria de desierto del año pasado.

Representante de la UNA o UCR alternativamente: propuesto por éstas instituciones en años alternos. Este año: Francisco Hernández.

Representante del Ministerio de Cultura: propuesto por el Ministro del ramo basado en una lista cuyo procedimiento de confección desconocemos. Este año: Laurencia Sáenz, hija del crítico Andres Sáenz.
21.01.10 @ 13:41
Comentario De: tetrabrik [Visitante]
repitamos:

dlia mcdonald
francisco hernández
laurencia sáenz

en poesía: los tres premian el estilo que no ha mostrado fisuras en los últimos ¿20 años? el premio anti ezra pound de poesía, tendría que llamarse. pero está bien, es cuestión de gustos.

lo de decretar desierto el de novela y cuento me sigue pareciendo, amparado en los sólidos argumentos de juan murillo, un insulto y un abuso de poder típico, si se me permite la analogía, de los empleados que atienden detrás de ventanillas.


21.01.10 @ 14:50
Comentario De: Warren/Literófilo [Visitante]
Chaves, debemos para cambiar esta mierda meternos en la Asociación de autores, de ahí escogen uno.
22.01.10 @ 00:57
Otro dato interesante es que escribir libros de cocina asegura premios cada cierto tiempo. Marjorie Ross debe saberlo bien, pues también ganó esa categoría hace un tiempo con "El comal y la olla".

¿Quiénes fueron los jurados de historia y de teatro? Esta última categoría, de nuevo, es para obra infantil, igual que pasó hace dos años en poesía, con Salas. Y en esta ocasión, había un libro de Luis Yuré postulado en esa categoría.

Y la pregunta ingenua: ¿qué han escrito Laurencia y Francisco?

En Ensayo, creo que los jurados eran Carlos Cortés, Jorge Chen y Maragarita Rojas (¡¿again!?).
22.01.10 @ 08:48
Comentario De: Juan [Miembro] Email
Como dice Luis, el estilo premiado en poesía es de la misma línea de Vivian Cruz. Poemas que se basan por completo en tratar de deslumbrar al lector con imágenes y la músiquita familiar de los endecasílabos para que no note que no le están diciendo nada, o sea, más de lo mismo de siempre. El problema, creo yo, es que los premios no son para resaltar lo que le gusta al jurado, sino lo que es importante literariamente este año, o sea, los premios no son una cuestión de gustos. Algunos versos de Lil Picado:

(Página tomada al azar del libro de Lil Picado)
Mi nombre es el regusto de mi origen
latido cardinal,
teología diminuta,
flor de ambar.

Mi nombre es la textura de mis alas,
espuma del mar,
musgo del bosque.

Mi nombre es el teorema de mi sangre,
ecuación minimal,
epítome de luz,
jarcha furtiva.

(Poema final que da título al libro)
Tu corazón,
el mar,
el colibrí.
Trópico de mí.
El olvido,
la selva,
el manatí.
Trópico de mí.
La iguana en una rama
del confín,
el tren que no irá más
donde yo fui.
Trópico de mí.
El lúdico sudor
en que me di
y esta maraca impar
del son sin ti.
Trópico de mí.
El tiempo vertical
que desviví.
Trópico.
De mí.
22.01.10 @ 10:00
Comentario De: Juan [Miembro] Email
Valga decir que estos no son los típicos poemas endecasilábicos del libro.
22.01.10 @ 10:04
¡Qué versos tan hermosos!
Son ellos primorosos,
leo con alborozo,
me suben los sonrojos.

(En heptasílabos, por aquello)
22.01.10 @ 10:17
Comentario De: Laura Casasa [Visitante] Email
Lo de los Premios Nacionales se puede ver desde varios puntos. Toda la parafernalia de los premios, estos y aquellos, supone ponerse en el lente de otros para recibir aplausos o cuchillazos. También supone que siempre habrá alguien detrás del lente. El problema es que no siempre ese alguien tiene las condiciones para ocupar el lugar. Nuestro mundillo intelectual es muy pequeño y muchos quieren tirar de la tela. Ser juez, ser escritor avalado o ser escritor desechado, todas estas figuras tienen algo de ego, algo de autobombo (o del bombo de los amigos) y algo de sincero. De esto, creo, que ninguno se salva.
23.01.10 @ 10:40
Comentario De: El tuerto [Visitante]
Me gusta leer estas querellas porque en general de los famosos premios yo no me entero; porque no me importan. Por supuesto, yo no participo.

Quiero, solamente, llamar la atención sobre algunos puntos; si meto las patas, por favor háganmelo saber, pues, diay, pues yo lo que quisiera es hacerlos sentir "llamativas" con esto que diay, pues, voy a poner:

1) Creo que los escritores de Costa Rica son muy buenos y el Ministerio de Cultura, diay, pues muy malo. Lo que yo sacaría en limpio de esta ecuación es que los escritores, diay, pues no vuelvan a darle pelota al Ministerio. Alguno propone, creo que fue Warren de Literofilia, meterse en la asociación de escritores, pero pienso yo, diay, pues eso es como querer meterse en la cúpula de los Arias.

Amigos escritores, ustedes trabajan muy bien sin ayuda del ministerio; empiecen a mover las piezas para que el reconocimiento de sus trabajos no venga más de allá­. Igual y, hablemos claro, con el premio no se gana ni buena plata; yo creo que haciendo una buchaca entre todos nosotros recogeríamos más plata para un premio que lo que da el Ministerio. Lo podríamos llamar, diay, pues un rojo para (los escritores de) mi país.

2) Ojo con las asveraciones tipo "!creo que la literatura actual costarricense está rompiendo los moldes arcaicos y añejos de años atrás!", del señor Limbrick. Porque es verdad y mentira a la vez.

Si por añejos y arcaicos se refiere a la literatura de la llamada generación del 40 y algunos autores de la segunda republica, debo hacer notar que esa literatura fue moderna en su época -y mucha la sigue siendo-, y que por haberlo sido en su época una lectura rigurosa implica reconocer que sigue siendo moderna, puesto que debemos valorar también su contexto de producción. No es vano recordar que para la crítica de aquel momento "Mamita Yunai" no era una novela, porque no se acoplaba a las reglas formales obligatorias -¿algún parecido con la crítica a Obando?

Si el señor Limbrik habla de los trasnochadillos que siempre hay y que escriben tipo Magón en pleno siglo XXI, diay, pues, diay, tiene razón.

3) Remacho con lo que he comentado en varios blogs: ¿cuál crí­tica literaria costarricese? Eso no existe realmente; luego, los jurados no podrán ser verdaderos críticos de la litertura, luego fallarán mal regularmente.

Un proyecto plausible de la mano con un premio independiente es iniciar un proyecto independiente de crítica literaria. Así­ como los escritores se unen podrí­amos unir un esfuerzos para reunir crí­ticos que formen un proyecto de estudios más o menos común. Recordemos que en el premio hay "académicos" y que estos están mostrando un severo desgaste, por no decir una mediocridad pandémica.

4) Por último, también podrí­a pedírsele al Ministerio que el premio nacional deje de dársele a la mejor novela y empiece a dársele a la peor. Luego, no se cambia los jurados ni la estructura ideológica de las instituciones, pero nosotros leemos el premio por anti-frasis, y sacamos que la peor novela es diay, pues, diay pues... ya sabrán ustedes.
23.01.10 @ 21:26
Comentario De: Alexánder Obando [Visitante]
Tuerto:

muy oportunas tus observaciones. Los PM (Premios Nacionales, que no Policía Militar), se han degastado intelectualmente como el padre de familia que coopera en la formación de sus hijos hasta que ya no puede porque los chiquillos ya entraron a la universidad. De ahora en adelante necesitan instruccón muy calificada que un progenitor por lo general no puede dar. (Mala metáfora proque estos señores no han tenido el role de padres en ningún momento, pero es domingo y todavía no he tomado café).

Lo más aterrador en todo esto es que el año pasado el tándem ECR-AAC se ufanaba de que el jurado estaba compuesto por tres "doctores en literatura", según declaraciones públicas del favorecido en premio de "novela" para ese año.

Por último, creo que un escritor suele tener una actitud ambigua con sus antecesores. Tiene que aborber la influencia, digerirla, filtrarla y comenzar de nuevo... porque para matar a un padre es necesario primero haberlo tenido.

24.01.10 @ 11:51
Comentario De: tetrabrik [Visitante]
creo que se está perdiendo el foco de esta discusión. aquí se discute, a partir de lo que planteó con argumentación incluso legal juan murillo acerca de por qu´se tiene que otrogar el premio nacional.

que a X le importen, que a Y no, que por qué este autor y no otro, etc, ese no es el tema. porque ese tema es de nunca acabar. a mí, por ejemplo, me parece poesía de cuarta lo que se premia desde ahce 20 aõs, pero esa es mi opinión, está bien que se asigne el premio incluso a esas cursilerías. y en la misma línea de argumentación, no todos los que entramos a opinar lo hacemos porque participábamos del concurso (no es mi caso, por ejemplo). eso no tiene nada que ver.

aquí se discute otra cosa. el premio se tiene que dar. había bastante obra en concurso, hasta nombres con trayectorias de peso. declarar desierto novela y cuento es lo que se señala como grave.

me parece una falta de respeto, no solo de los jurados, del ministerio encargado de nombrarlos a ellos en esos puestos.

no creo, tampoco, en la crítica constructiva. no voy a afilairme a la asociación de autores ni nada que se le parezca. lo digo antes de que venga algún "buena onda" a proponerlo. "hay que votar", "hay que participar".

compro pasamontañas.






24.01.10 @ 13:08
Comentario De: Juan [Miembro] Email
Álex, acordate que la ECR no nombra los jurados sino la asociación de autores, y ellos sólo uno de tres. Aunque en esta ocasión el nombramiento de Mcdonald por Claudio Monge parece proponer cierto tipo de continuidad.

Como dice Luis, no todo mundo cree en la crítica constructiva. No todo mundo cree que se puedan rescatar estos premios. No todo mundo tiene fé de que se pueda sanear la corruptela y la estupidez típica de los circulos políticos que parece haber invadido este predio metaliterario. Yo no pienso así, yo pienso que ocupamos fundar otro premio que corrija, comente y acompañe este. Pienso que hay que evitar que la asociación de autores se convierta en víctima de nuestra propia furia y frustración. Pienso que para arreglar la torta hay que meterse a dos manos y embarrarse hasta la coronilla. Lo bueno es que si también andan por ahí los de pasamontañas, si lo mío falla, quedan ustedes para arreglarlo.
24.01.10 @ 20:16
Comentario De: David C [Visitante]
Pues yo apoyo el punto de Tetrabrik, ya sabemos que en poesía se premia cursilería barata año tras año: tipo postal de "Hallmark Cards" (para sonar más caché) así que no hay sorpresa. La injusticia es cuento y novela donde se supone que hay una luz, creo que no habían libros de Jack Pianot este año...

El Jurado definitivamente es incompetente autores sin criterio, a ellos les recomiendo la colección amarilla de Anagrama, para que tengan un criterio universal y luego puedan entender lo que está pasando y hacia donde avanza la narrativa costarricense
24.01.10 @ 21:54
Ya se ha planteado y ese es el punto que se debe fomentar: generar otros instancias de reconocimiento. El primer paso Juan lo ha señalado: crear otro premio, pero no es solo poner flores en una mesa y llamar a cuatro gatos. Hay que trabajar, ensuciarse la manos (si se ocupa pasamontañas pues habrá que ponérselo).

Lo de tomar por asalto la Asociación de autores lo he escuchado desde los noventa. Siempre hay gente deseosa de hacerlo, pero el que lo haga terminará por instalarse cómodamente en el "poder". Yo nunca he querido entrar.

Contra el poder es posible abir otros espacios y mantenerlos. Aprovechar el fervor que ya lleva dos años seguidos, sobre todo por los medios digitales, y dirigir esos esfuerzos.

Seguimos
25.01.10 @ 07:48
Comentario De: Quimera [Visitante]
Cometiendo el atrevimiento de tomarles prestada la cuchara para meterla en la que no es mi sopa (porque no soy escritor ni mucho menos, sino un simple lector que se indigna de que no se respete lo que ha exigido tantos esfuerzos a quienes llenan algunas de mis horas), humildemente me permito sugerirles algo de sarcasmo y la denuncia organizada como respuesta. No se arriesguen a repetir el patrón oficial creando nuevos premios literarios, sino más bien utilicen su ingenio y picardía para poner en aprietos a los jurados felones y a esas dinámicas que dejan tanto que desear. Algunas sugerencias: “Premio Patito Donald" a la premiación más caricaturezca (otra posibilidad: "Premio Cantinflas"); o si no quieren particularizar, declaren entonces desierto el título de jurado “menos malo” o “menos pior” del año; o bien organicen un movimiento con el fin de abstenerse de participar en ediciones venideras (hasta que haya garantías de que la situación va a cambiar); o bien presenten un solo trabajo colectivo que sea una saga o incluso un “cadáver exquisito” sobre el tema… ¡Qué sé yo! Ya caí en delirios surrealistas y ciertamente no sé nada, pero en todo caso me parece que eso de crear ustedes su propio premio no siento que sea la mejor solución porque de lo que se trata, creo, es de obligar a los círculos oficiales a reconocer el valor de lo que producen. ¿Con qué fin? Bueno, supongo que el Estado tiene un importante rol que jugar, a través de estos premios, en la orientación del público y hay que luchar por que cumpla su deber, ya que finalmente el Estado es de todos, lo mismo que la literatura… Aunque la gloria sea en primer término, y con justa razón, de los autores. Gracias por la cuchara que espero devolver no muy maltrecha.
31.01.10 @ 20:25
Comentario De: Germán Hernández [Visitante]
Yo creo que de buena fe, podríamos aspirar a otorgar un premio por parte de los Autores, sería más honesto decir: "Nosotros en nuestra condición de Autores premiamos a fuluna o sutano por su obra..."

Eso sería desente, sin usurpar el espacio de otros ú otras... pucha!!! se me olvidó que yo como no he publicado en papel y según los stándares de la Asociación de Autores yo no soy Autor...

Bueno, pero también podría haber un premio otorgado por los lectores... etc.

¿Cuál tendría más dignidad? Pues pienso que todos, por que cada uno desde su nicho y posición la tiene...

¿Pero un Premio Nacional? ¡Qué Charlatanería! A algunos premiados debería darles verguenza!!!!
04.05.10 @ 21:47
Comentario De: Vanessa Perez [Visitante]
Quizá el jurado no explica claramente sus razones, sin embargo, la lingüística utilizada por Dlia no da derecho a crítica. Respetemos la cultura negra y reconozcamos que el español no es su lengua nativa.
20.01.11 @ 08:53
Noviembre 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 << <   > >>
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Juan Murillo

Juan Murillo

Escritor nacido en San José, Costa Rica en 1971. Autor de las colecciones de cuentos Algunos se hacian dioses (EUCR 1996), En contra de los aviones (ECR 2011) y La isla de los muertos (Germinal 2012), así como de artículos de crítica literaria y reseñas de obras nacionales y centroamericanas. Compiló junto con Guillermo Barquero, la antología de narradores costarricenses nacidos después de 1965 Historias de nunca acabar(ECR 2009).

Buscar

Posts

Herramientas de usuario

powered by b2evolution free blog software

Real Caribe