RedCultura.comEl Arte de la Mentira - Juan Murillo
« Declaraciones de la jurado Dlia Mcdonald sobre los desiertos en novela y cuentoPremio Nacional de Novela 2009: obras concursantes »

La posibilidad de un desierto

Permalink 18.01.10 10:50 , Categorías: Artículo, Noticia


La posibilidad de un desierto

por Juan Murillo


Una bofetada. Un salivazo en la cara.  Un insulto.  Eso es la declaración de desierto en las categorías de cuento y novela en los premios nacionales, un insulto.   Los jurados, este año, por lo visto, piensan que ninguna de las obras presentadas merece ser honradas con el premio.  Ninguna de las 41 obras presentadas merece el premio.  Eso sin contar el hecho de que el año pasado se desecharon otras 33 al declarar desierta la categoría de cuento del 2008.  Ninguna de las obras de cuento publicadas en los últimos dos años merece el premio.  Ninguna de las novelas de este año. ¿Qué esperan los jurados que se interprete de semejante gesto?  ¿De una decisión que atenta directamente contra el espíritu con el que fueron creados los premios?

La Ley de Premios (Ley 7345) impone la obligación a los jurados de otorgar el premio a la mejor obra dada a conocer al público durante el año anterior.   Claramente con "mejor" la ley se refiere a una comparación entre las obras participantes de ese año.  De modo que la obligación de los jurados es comprar las obras de ese año y escoger la mejor.

La ley también faculta a los jurados a declarar los premios desiertos, sin aclarar cuando deberá aplicarse esa excepción a su propósito central.  Pero la facultad de declarar un premio desierto siempre deberá tener, por la naturaleza misma de la ley (la creación de premios de cultura), un carácter excepcional.  Sólo hay un motivo por el que se puede aplicar esta excepción:  que criterios técnicos impidan el otorgamiento (no hay obras presentadas, o publicadas, en ese género, o todas las presentadas quedan descalificadas por cuestiones técnicas).  En ese caso la declaratoria de desierto actúa como una salvaguarda de que las obligaciones de los jurados no se vuelvan imposibles de ejecutar.

Los jurados no pueden interpretar la ley a su antojo.  El otorgamiento de una facultad no los autoriza a aplicarla fuera del marco general de esa misma ley.  Los jurados no pueden, por ejemplo, decidir que la comparación de obras en un año dado no será entre las participantes mismas, sino contra algún canon abstracto de su personal escogencia.  Tampoco pueden optar por criterios extraliterarios que no apliquen directamente a la obra para tomar su decisión.  Si a concurso se presentan dos obras, el deber de los jurados se reduce a evaluarlas y decidir cual es "mejor".   Dicho de otro modo, la facultad de declarar desierta una categoría no puede basarse en un criterio de que las participantes no tienen calidad suficiente, puesto que no se está escogiendo la "óptima" (superlativo) sino la "mejor" (comparativo).  De modo que con sólo estar presentadas, alguna de todas las obras determina el máximo de calidad relativo a ese grupo (la "mejor").

Más allá de la mala interpretación de la ley está la incomprensión del propósito de los premios.  En Costa Rica existen, en literatura, pocas instancias de reconocimiento a la labor literaria.  Este premio es una de ellas.  Se sabe que de la literatura no se puede vivir, y que la mayoría de las veces los costos exceden los beneficios que produce la labor literaria.  Se sabe que, en general, la gente prefiere comprar el superventas de moda que leer literatura escrita por costarricenses.  Se sabe que en la elaboración de una obra literaria se invierten incontables horas de esfuerzo y pasión.  Se sabe que sin una literatura propia nuestro medio cultural sería infinitamente más pobre.   Se sabe que la labor del Ministerio es otorgar el premio y que la de los premios es incentivar la labor literaria.  Se sabe que la declaratoria de desierto causa tanto daño a las obras presentadas como al premio en sí mismo. Todo esto es de conocimiento común, y aún así, a contrapelo de sus obligaciones, haciendo gala de un descuido de deberes y una falta de sensibilidad descomunales, los jurados deciden, de un plumazo, desechar todas las obras concursantes en dos categorías y desperdiciar, sí, desperdiciar dos premio este año.

La ley declara las decisiones de los jurados inapelables, pero eso no los autoriza a la arbitrariedad, ni los exime de dar explicaciones.  Ante semejante gesto de desprecio la comunidad literaria de Costa Rica no puede menos que exigirle a los jurados una explicación exhaustiva de su modo de actuar. El daño ya está hecho, ahora que se expliquen.  Que digan si la intención era insultarnos a todos, si lo que buscan es la desertificación de la literatura costarricense; o si este acto inédito tiene alguna otra posible justificación.

 

LeyPremiosNacionales7345.doc

32 comentarios

Completamente de acuerdo, Juan. Además, tu explicación es sumanete clara respecto del modo en que el jurado debería proceder legalmente, sea para escoger la "mejor" o para declarar desierto un premio.

Las obras están, que escojan la "mejor" y listo. No se amparen en que las obras "no tiene calidad suficiente", estribillo de todo los jurados. Es tan evidente el lugar común, que lo que se dice de una obra que gana es que "tiene mucha calidad". ¿Así quien no?

Otro año, otra burla.

Saludos
19.01.10 @ 09:53
Comentario De: Alexánder Obando [Visitante]
Crónica de una tragicomdeia anunciada.

Queda claro. Hay bastante buena literatura en el país, pero andamos cortos de jurados con la disciplina y cultura mínima para valorar lo quq está frente a sus narices.
19.01.10 @ 09:54
Durante mi carrera en la UNA presenté dos obras al concurso UNA Palabra. En el 2006 un cuentario y en el 2009 un poemario. No ganó ninguna, pero mi indignación no fue por eso sino porque, precisamente, en ambas ocasiones los premios fueron declarados desiertos. Por razones de trabajo una vez tuve acceso al fallo del 2006 y decía más o menos que ninguna obra reuní­a la calidad suficiente para premiarse y formar así­ parte de la literatura nacional. Es un hecho que en todo lado nos tratan de silenciar...
19.01.10 @ 09:55
Comentario De: Luissiana Naranjo [Visitante]
Ciertamente concuerdo con la falta de claridad, seriedad, compromiso por parte del jurado de personalizar por gusto o escalafón, una declaración de un premio por desierto y lo peor de este año, que es lo más novedoso para mí, es el asunto de la mención honorífica. Y no por Barquero que bien merecía el premio pero el Nacional sino por el sentimiento de dar algo al menos malo -así me suena-. Es una humillación. Tenía claro cuando fui jurado que no se podía otorgar a medias ningún certificado de consolación. Y desconozco si es una ley nueva. Está claro que todos los años son así y que lo mejor es cerrar piquito pero qué carajo, que hagan esto en nombre de la cultura oficial es un fastidio!
19.01.10 @ 09:56
Comentario De: Juan [Miembro] Email
Yo sabía que los premios tenían cierto corte (cosa que no puede ser basado en como están creados) pero esto ya es un ataque generalizado y hay que pararlo de inmediato.

Yo concuerdo con lo de la mención, sin primer lugar no puede haber segundo. Evidentemente consideraban El diluvio universal como la mejor novela y aún así faltaron a su deber no premiandola.

Precisamente el problema de los premios nacionales se debe a que todo mundo berrea y nadie hace nada, pero eso se acabo.
19.01.10 @ 09:57
Comentario De: Fabio Zoroa [Visitante]
Cuando uno participa por algún premio literario (en mi caso, UNA Palabra, al igual que Juan Pablo), la irritación es provocada no por la derrota frente a alguien más experimentado o creativo que uno, sino cuando el premio es declarado desierto (como en poesía con el último UNA Palabra)y se abofetea la inteligencia y empeño de todos l@s artist@s participantes. Sinceramente te hacen sentir como un ímbecil y dudar, por momentos, de si será uno el que está mal y no ellos. Con esta noticia es más que evidente que "la desertificación" de los premios nacionales, independientemente de la institución que los patrocina, se volvió un vicio en los círculos de los "jurados" que hacen de este instrumento ("el declarar desierto") su modus vivendi (más bien, su "modus parasitandi")
19.01.10 @ 09:57
Comentario De: Warren Ulloa [Visitante]
Este jurado de cuarta tendrá que dar muchas explicaciones, es lo que minímo nos merecemos, un comunicado de prensa, creo que uno de ellos debe abrir un blog e invitar a un debate.
19.01.10 @ 09:58
Comentario De: alfredo aguilar [Visitante]
Saludos Juan, muy buen análisis el tuyo, desgraciadamente uno siempre queda "al bate" con estos premios, pues las reglas parece que en cada edición fueran distintas, o sea cada jurado hace su propia interpretación. No he leído muchas de las obras, pero si creo que el jurado tenía la obligación de escoger dentro de las obras concursantes la mejor. Un abrazo
19.01.10 @ 09:59
Comentario De: José Alberto Gatgens [Visitante]
Excelente artículo, Juan. Los premios señalan la mejor de las obras en el concurso y no la óptima. Y a mí no me cabe en la cabeza que entre todos los que pusimos "a nuestros hijos" a participar no exista nada que valga la pena. ¡Por favor! Señores del jurado (y por extensión del Ministerio de Incultura que los nombró), como decía el finado Parmenio: ¡Usen el sentido común, el más común de los sentidos!

De seguro el otro año no habrá nadie a quien darle el Magón. Por eso estamos como estamos...
19.01.10 @ 10:00
Comentario De: Guillermo Barquero [Visitante]
Una mención de honor en un premio desierto es el desatino más sonoro con el que me he topado. Qué clase de farsa.
19.01.10 @ 10:00
¿Qué más se puede agregar? Juan Murillo escribió este año lo más claro para los premios de este año.

Pero esta historia no es nueva. Otros escritores han dado sus opiniones en ediciones pasadas con aciertos considerables (http://www.culturacr.net/09/c0129premiosnacionales.htm).

Es preciso y necesario realizar un estudio amplio sobre el problema amplio de los Premios Nacionales.
19.01.10 @ 10:01
Comentario De: Jorge A. Villalobos [Visitante]
Más que un llano y seco golpe al hígado contra los artistas de este país, me parece que es un atentado contra la cultura y riqueza intelectual de los costarricenses, que tendremos que buscar (si esto no cambia en el futuro) literatura extranjera para nutrir nuestras cabezas con las cosas de afuera que de por si ya son un cáncer. Por lo demás, espero que permanezca la pasión porque el reconocimiento al esfuerzo otros lo han pizoteado.
19.01.10 @ 10:02
Comentario De: Guadalupe Urbina [Visitante]
Bueno, dicen que una no debe tomarse nada a título personal. Ciertamente opino poco en estos medios aunque soy asidua lectora de este página, pero este es un asunto tan delicado que quiero unirme a la protesta de Juan. Quiero además adjuntar una carta que le envié a un colega y amigo joven y maravilloso percusionista que está en Puerto Rico estudiando.

Querido Felipe:
Te amo, vos lo sabés, siempre supe que eras maravilloso, sensible, firme y honesto y que llegarías adonde quisieras llegar. Tu carta es excelente, así es como deberíamos hablar. Pero la mediocridad en este país no es solamente de los políticos sino de unas elites de izquierda y de derecha, "los de siempre" diría Serrat, "los que se acomodan a todo, con tal que no les falte de nada"..

Yo ya casi no escribo y menos en el facebook, a lo sumo expreso y comparto emociones profundas, mi inteligencia es emocional y eso es parte de mis grandes fortalezas. Desde hace años ya, nuestras elites hacen revoluciones desde París o Nueva York, luego comenzaron a hacerlas por internet y ahora por facebook. Lo peor de todo es que se lo creen... creen que están haciendo cambios pero de las bases no saben, del "arado y de la mesa sin mantel" no saben nada, se comprometen tanto y tan profundamente como lo que dura un mensaje en el muro de Facebook y los menos malos se dedican a la caridad estilo club de leones. Hace mucho tiempo cuando yo abría la boca la elite de izquierda comentó que yo "era una peleona" y antes mucho antes, esa misma elite que no me consideraba en sus salones porque no cantaba a Silvio ni a los Mejía Godoy, sino que era una pinche guanacasteca, el máximo reconocimiento que recibí de la izquierda revolucionaria corronga es que era "buena letrista" o de que era la "violeta parra" con minúscula de CR, no me invitó a los festivales a Nicaragua y menos a Cuba, no me merecía la condición de "socialista" porque retiré mi militancia de los partidos corrongos. Me daban fechas para algún evento y luego me cambiaban por algún caballero citadino que era mucho mejor, sobre todo si era de Venezuela, de Chile o .... Desde ese momento aprendí que el camino debía recorrerlo sola y que para tener compañía era necesario ofrecerles el beneficio de tener buenas influencias, buenos círculos en donde se pudiera hacer buen lobby. Siempre fue así mi país y sigue siendo así, por lo menos entre la corronguera acomodada y clasemediera alta... Este es un país clasista y racista grandemente, con ínfulas de aristocracia europea que mata y los que no pues juegan a ser campechanos con el lifestyle de nuevayork. Esa es nuestra elite. De toda-os ella-os a mi ciertamente me gustan mas las verdaderas arisocracias rancias cafetaleras, que por lo menos conservaban un sentido de propiedad de sus latifundios.

Al principio eso me dio frustraciones porque yo de verdad tenía convicciones y el ego mas grande y menos saludable que el que tengo ahora. La prensa nacional me dio halagos y fui noticia porque no les quedó mas remedio. Nunca se me olvida una vez que Carmen Naranjo me dijo: "Lo primero que van a hacer es echarte flores para neutralizarte, para cooptarte, así es este país... Seguí adelante y luchá por la gente que vos amás y que tanto te necesita...". ¡Cuánto le agradezco a Carmen esas palabras! "El sol en este país siempre está callado, miserablemente callado" decía uno de sus poemas...

Me fui, volví, me volví a ir y regresé y ahora quiero irme otra vez... pero me quedo, porque esta es mi casa, esta es mi calle y la voy a defender con todo el poder espiritual que mi pueblo me ha conferido, poder que podría usufructuar mas para mis intereses personales. He tenido invitación de varios partidos políticos de izquierda que veían en mi una pieza publicitaria interesante... de utilidad "imponderable". Incluso, por insistencia de personas comprometidas con el desarrollo integral de mi provincia, tomé el riesgo de confrontar las estructuras leguleyas y políticas del PAC para proponerme como candidata a diputada. Y puedo decir que la decisión la tomé luego de un largo período en donde amigos y colegas me enseñaron que yo tenía mucho que dar a mi gente y de que mi gente me respetaba y luego de hablar con mis hija-os, leer el Tarot, el I Ching, bañarme en las aguas del Mar de los Sargazos decidí que lo haría. NO fue posible y ahora se que ese no era mi lugar, por lo menos no era el momento.

Pero ahora ya no quiero reconocimientos, ahora quiero mi derecho a crear y a ser de la extracción a la que pertenezco sin que se mida por ahí mi creatividad, he tenido muchos, muchos premios y muy interesantes fueron algunos para sobrevivir en mis viajes por el mundo, en búsqueda de mi centro, de mi poder espiritual personal. Aún no termino ese periplo, el alma y el espíritu son insaciables, cuanto mas grande el amor, mas grandes las altenativas de ir, venir, quedarse, volverse, crecer, encogerse, desarmarse y malearse y reonstruirse a veces. Ahora quiero trabajar para ganarme el pan, que me den trabajo a mi y a mis colegas y si no me lo dan entonces me toca invertármelo, reinventarme. He elegido lo que el orden llama "pobreza" como estilo de vida, considerando que si no fuera por los pobres el planeta ya habría explotado, tal y como lo señala Eduardo Galeano, entonces prefiero ser una pieza de tubo de escape de un sistema que colapsa y que se chupa, absorve, consume y sufre lo que destruye, soy hija inevitable de esta era y debo apechugar con las consecuencias

La denuncia es el lugar que me dejan, ese es el único lugar que las elites corrongas no pueden quitarme, mas bien en cuanto ven que una va en serio y de frente salen corriendo y te llaman "resentida"... Si, yo podría tener muchos resentimientos pero el amor me puede, la pasión, la falta de moderación me llevan apasionadamente por la calle de los intentos y de las reinvenciones. Aquí me vas a encontrar siempre. Yo soy esa que la prensa llama folcklorista porque no me permiten ser otra cosa, sigo sin bailar en sus salones y saben que tengo dignidad y saben que tengo mis criterios y que si es necesarios expresarlos, en el momento y en el espacio justos entonces salen, me brota ese orgullo ancestral heredado de la Eva Mitocondrial, me brota esa luz, esa chispa expontánea indoblanquinegra única, que ni siquiera el "menos malo" comprende, ni los que van "adelante" aunque se lleven por delante el sol, el viento, los bosques en nombre de ellos.

Aquí en Guanacaste trabajamos en la construcción desde todos los frentes, fortaleciendo y diversificando la confraternidad con todos los sectores, en las asociaciones, el arte, las personas y construiremos aquí un movimiento fuerte, diverso, abierto. NO es fácil pero ¿quién dijo que lo sería? Hicimos y hacemos a este país y por aquí le vendrá la verdadera transformación a CR, igual que por aquí le llegó el despojo.

Te mando mi abrazo hermoso... y quiero decirte que no dejes de insistir y de soñar, que no les hagas caso, que cuando no encontrés el lugar que buscás entonces que pongás la energía en inventártelo. El camino no será fácil pero vos sos un alma clara, alegre y tengo la impresión de que estás llamado para canalizar energías y sueños, entonces mi amorcito, que nadie te quite la gloria de lo que te queda por vivir. Esos señores no se merecen tu decepción, tu amor y tu pasión es el arma que los desarmará. EL proceso es lento pero vos y este país se lo merecen. Soñemos e inventemos y sobre todo reconstruyamos, poquito a poco... poquito a poco... No parece pero ellos se están quebrando, por eso están desesperados, por eso hacen estas tonterías.

Con amor

Lupe
19.01.10 @ 10:32
Comentario De: Julia [Visitante]
Así es.
Luchar contra el poder para reclamarle migajas.
Los premios cuando son justos, qué bonito, se aplauden.
Pero no se trabaja para que te los den, ni mucho menos para que te publiquen en París o te aplaudan en un salón.

Yo me alegro si a un amigo o amiga le reconocen algo, pero sé que valen porque lo valen, no porque alguien les de "el título"
Así que quien quiera seguir creando que lo siga haciendo...pero de verdad y con honestidad, con gozo, con decencia, con coherencia vital, como Lupe, que es nuestra mayor abanderada en estas lides.

Me conmueve mucho esta carta, por eso escribo estas simples líneas, yo que nunca fui invitada tampoco a los "salones nacionales de fotografía" porque hacía fotos demasiado "coquetas" y que la última vez que fui a pedir un espacio para una exposición me dijeron que ya yo no aplicaba porque la sala era para "apoyar el talento joven"...y bueno, me fui con mis bocetos y mis cuarenta años a llorar a la casa, hasta que decidí que me debía a mi misma y a mi corazón más que a ningún jurado, curador o autoridad jerárquica.



19.01.10 @ 11:10
Comentario De: Alexánder Obando [Visitante]
Me uno a la indignación de Guillermo Barquero y le agrego más:

Memo, cuando la historia de esta generación literaria se escriba, este caso va a ser tan conocido y famoso como aquel en que Julián marchena perdió un premio importante ante gente que luego desapareció de la historia por mala. El futuro no recordará los nombres de estos "injuriables" jurados, pero sí recordará el de GUILLERMO BARQUERO UREÑA.
19.01.10 @ 11:26
Comentario De: Alonso Matablanco [Visitante]
Saludos a todos, ciertamente la literatura nacional amaneció hoy de malas, con dolor de cabeza y rabia. El artículo de Juan me parece muy claro y acertado, no debemos callar ante la injusticia.
19.01.10 @ 17:09
Comentario De: Esteban Ureña [Visitante]
No esperaba una argumentación jurídica como la de Juan, agradable sorpresa, por su solidez.

Sobre desatinos como mención honorífica en un conscurso desierto (digamos que además de un desatino es una pendejada), creo que pasó lo mismo con Tertuliano en el EDUCA, así que al menos Guillermo tiene buena compañía junto a Arias.
20.01.10 @ 11:00
Comentario De: tetrabrik [Visitante]
está disponible la lista de los jurados. se conocen los nombres? el jurado es el mismo par atodas las categorías de literatura?
20.01.10 @ 14:55
Comentario De: naty [Miembro] Email
Sí Luis. En un ratito una nota en RC con declaraciones, ya casi ta lista.
20.01.10 @ 15:00
Comentario De: Silvia Piranesi [Visitante]
y quiénes se creen que son estos jueces?
q vergüenza..

no entiendo qué significa una mención de honor en un premio desierto...
20.01.10 @ 17:20
Comentario De: naty [Miembro] Email
gente, mañana temprano tendrán la nota con las impresiones de los jurados.
20.01.10 @ 18:03
Comentario De: Heriberto [Visitante]

Comparto la indignación de tantos.
Pero y ¿quiénes fueron los jurados?
21.01.10 @ 11:53
Comentario De: Juan [Miembro] Email
Los jurados para novela, cuento, poesía y libro no ubicable fueron Laurencia Sáenz (hija de Andrés Sáenz), Francisco Hernández y Dlia Mcdonald.
21.01.10 @ 13:35
Otro dato interesante es que escribir libros de cocina asegura premios cada cierto tiempo. Marjorie Ross debe saberlo bien, pues también ganó esa categoría hace un tiempo con "El comal y la olla".

La categoría de teatro, de nuevo, es para obra infantil, igual que pasó hace dos años en poesía, con Salas. Y en esta ocasión, había un libro de Luis Yuré postulado en esa categoría.

Y la pregunta ingenua: ¿qué han escrito Laurencia y Francisco?
22.01.10 @ 08:46
Comentario De: Juan [Miembro] Email
Eso de premiar libros de cocina retrata la mentalidad de los jurados casi tan bien como sus declaraciones. Valga decir que competía el libro de Ross contra los cuatro tomos de prólogos, presentaciones y críticas de libros costarricenses de Myriam Bustos; por si quedaba alguna duda de que la intención era insultar a la comunidad literaria.
22.01.10 @ 09:46
Comentario De: Alfredo Castillo [Visitante]
Qué desorden!

Escritores mediocres, que escriben para ganar premios y que se creen luminarias universales, junto con jurados que no tienen ni la menor idea de lo que es una obra literaria.

Es ésta nuestra tan ponderada Cultura?
22.01.10 @ 14:07
Estimado amigo Juan Murillo: En Costa Rica todo puede suceder, desde otorgar premios por compadrazgos hasta declarar desierto las categorías de novela y cuento. Lamento profundamente el criterio del jurado y estoy totalmente de acuerdo con Alexander Obando cuando dice que actualmente en Costa Rica se está produciendo una excelente literatura. Y yo voy más adelante: !creo que la literatura actual costarricense está rompiendo los moldes arcaicos y añejos de años atrás. Un Saludo a todos. J. Méndez-Limbrick.
23.01.10 @ 19:06
Comentario De: Juan [Miembro] Email
En efecto, por suerte el estado de salud de nuestra literatura es bueno y todo parece indicar que sólo se va a poner mejor.
23.01.10 @ 20:56
Comentario De: Vernor Munoz [Visitante]
Excelente comentario, Juan. La indignacion es ampliamente compartida. Creo, de verdad, que debemos hacer algo para cambiar ese herrumbre. Un abrazo desde Uganda.
24.01.10 @ 14:07
Comentario De: Juan [Miembro] Email
Saludos Vernor, aquí estámos trantando de arreglar lo que debímos arreglar el año pasado y que tendremos que arreglar el año entrante si no hacemos nada esta vez. Cuando estés de vuelta te contamos como va la cosa.
24.01.10 @ 20:22
Una pregunta: ¿no se suponía que Red Cultura sacaría una nota con declaraciones de los tres jurados? Seguro no la encuentro. ¿Dónde está?

Llamativo también es que La Nación aún no haya entrevistado a los ganadores y demás. Siempre se toman uno o dos días. ¿O será que tampoco encuentro esas notas?
25.01.10 @ 07:51
Comentario De: Juan [Miembro] Email
La nota de RedCultura está aquí:

http://redcultura.com/php/Articulos0.htm

La abogada del Ministerio lastimosamente se limitó a dar su opinión personal en vez de hacer un análisis legal que era lo que ocupabamos. Tal vez si se lo pide la Ministra emitan una opinión técnica legal definitiva.
25.01.10 @ 07:55
Marzo 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 << <   > >>
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Juan Murillo

Juan Murillo

Escritor nacido en San José, Costa Rica en 1971. Autor de las colecciones de cuentos Algunos se hacian dioses (EUCR 1996), En contra de los aviones (ECR 2011) y La isla de los muertos (Germinal 2012), así como de artículos de crítica literaria y reseñas de obras nacionales y centroamericanas. Compiló junto con Guillermo Barquero, la antología de narradores costarricenses nacidos después de 1965 Historias de nunca acabar(ECR 2009).

Buscar

Posts

Herramientas de usuario

powered by b2evolution free blog software

Real Caribe